Escrito por 12:48 am Cultura

A.R. en la encrucijada. La sombra de ‘Sálvame’ acecha…

Por Federico De Francisco


 La audiencia media de septiembre ha  representado otro jarro de agua fría sobre la renovada parrilla de Telecinco. Su apuesta estelar nocturna ‘Cuentos chinos’ que empezó en la media de la cadena (en torno al 9,5 %) descendió a un 5,6 % hasta que la empresa tomó la decisión de poner punto final al fracasado espacio de Jorge Javier Vázquez. ‘GH Vip’ tiene menos tirón que las ediciones de otros años, lo mismo que ‘La que se avecina’, y el promedio del mes se ha quedado en 9,6% en el peor arranque de temporada del canal, frente a Antena-3 (13%) y La 1 (10,5). Solo ‘Got talent’ y ‘La canción de tu vida’ se mueve comodamente por encima del doble dígito. Para salir al paso de la crisis se acelera la pronta entrada en emisión de ‘Entrevías 3’ con la  necesidad de recuperar audiencia en una situación preocupante para el canal de Media For Europa, ex-Mediaset España.

 La principal luz roja afecta a la gran apuesta de la programación de la temporada, ‘TardeAR’, los últimos días por debajo de la media de la cadena, en un 9,5 %;  tan decepcionante para Ana Rosa como la fallida investidura de Feijoo acostumbrado a las repetidas mayorías absolutas de Galicia. La decisiva idea de la empresa fue coronar a la periodista como ‘reina de la tarde’ como ya lo era en la mañana. La gran decisión de Borja Prado (antes que Salem le recordara que su puesto de presidente no le daba derecho a hacer la parrilla de la programación) fue la desaparición de ‘Sálvame’ y el protagonismo absoluto de A.R. en la programación. Pocas novedades se han aguardado con la expectativa del espacio de su productora, Unicorn Content, que también domina la mañana con ‘Mirada critica’ y ‘Vamos a ver’, cuyos datos tampoco se acercan a los que alcanzaba su jefa en el mismo horario.

 ‘TardeAR’ no alcanza el brillo esperado y cae por debajo del dígito único, lejos del millón de espectadores ahora una quimera, y con tendencia a la disminución, en franjas en los que es vencida por ‘La promesa’ (La 1) y el magazine de Antena-3 ‘Y ahora Sonsoles’. El problema es que merme todavía más la audiencia de Telecinco y su programa estelar se quede por debajo de la media de la cadena. 

 Estas dos primeras semanas de octubre son decisivas y si el espacio pierde audiencia tendrá que tomarse una medida. En los últimos días ha vuelto a especularse con la tabla de salvación a la desesperada que sería el retorno de ‘Sálvame’. Algo nada sencillo: la mayor parte de los colaboradores han encontrado acomodo en otros espacios de Antena-3 y de La 1, y recurrir a un forzado ‘remake’ representaría moralmente un trago muy amargo para los directivos de Mediaset que decidieron eliminarlo de las tardes apostando decididamente por Ana Rosa.

  A.R. ha vuelto a sus famosos editoriales en los que ataca sin pausa y con contundencia al gobierno de Pedro Sánchez. Días atrás lanzó una cascada de calificativos contra Oscar Puente, ex-alcalde de Valladolid y encargado de dar la réplica al candidato Feijoo, calificando de «intervención macarra y cargada de agresividad sustituyendo a Sánchez», «mientras el presidente le reía las bravuconadas». Rematando: «Mientras se ocupan de leyes antibulling, se dedican a dar cachetes al adversario, todo para ejemplo de nuestros niños» (mezclando el comentario con el tema Viondi, el concejal madrileño del PSOE que en un acto totalmente reprobable tocó la cara del alcalde Almeida).

 Tras calificar positivamente la reacción (de Juan Lobato, presidente del PSOE de Madrid) A.R. añadió un guiño a la supuesta amnistía: «Pero, ¿quién sabe si volverá al consistorio tras la amnistía?; cosas más raras se han visto y lo vamos a ver’. 

 Acabó metida en un charco para atacar a Oscar Puente:, «que estuvo super-macarra en el Congreso de los Diputados porque le encargaron ese papel, además de que él lo debe ser» (del que).»del que hoy nos llega del AVE y lo estaban esperando para imprecarle, que también está muy mal, tiene que intervenir la policía (…)»·. Echando en cara que Oscar Puente «no supo reaccionar como un caballero, no supo hacerlo de una manera razonable, que es hablar de otra manera». A.R. se lanzó a la piscina sin saber si había agua, desconociendo los antecedentes de la persona que le increpó en el AVE en duros términos sexuales vinculándolo a Puigdemont.

 El nuevo escoramiento de A.R. se aleja del magazine de entretenimiento abierto a variadas sensibilidades políticas que busca audiencia diversa dentro de una cadena que tradicionalmente ha venido apostando por el espectáculo. El escaso impacto en la audiencia de su gran apuesta de la temporada y clave en la totalidad de la programación del día sitúa a Telecinco en una encrucijada, de no ser capaz de levantar sus tibios datos de septiembre. Darle carpetazo como se ha visto obligada a hacer con ‘Cuentos chinos’ representó un sacrificio, tener que desplazar a ‘TardeAR’ con la hipótesis (¿improbable?) del retorno de ‘Sálvame’ tragarse un sapo de difícil digestión. Días decisivos para tomar medidas imprevisibles para paliar el peor comienzo de temporada del canal en cuanto a datos históricos de audiencia.  

Close