Escrito por 6:24 pm Dossier

A sus 120 años Fundación la Caixa potencia la asistencia social, cultural y cívica para mejorar la vida de la gente

El compromiso de Isidro Fainé: reducir la desigualdad y la pobreza, ayudando a que nadie se quede atrás.

José Sanuy

“Trabajar para que nadie se quede atrás” es justamente el mensaje emitido por el presidente de la Fundación “la Caixa” al presentar su informe sobre lo realizado el pasado año. En 2024, la Fundación «la Caixa» ha cumplido 120 años de compromiso con el desarrollo social y humano, a lo largo de los cuales ha ido adaptando sus programas sociales a la realidad y a las necesidades de cada momento. Pero su misión original se mantiene intacta desde 1904 cuando la fundó Francesc Moragas Barret: construir una sociedad mejor y más justa, para ayudar a las personas que más lo necesitan.

“Vivimos instalados en la complejidad, en tiempos de desequilibrios e incertidumbres. Los conflictos internacionales y la inestabilidad global desestabilizan la economía mundial y aumentan la desigualdad. Ante la injusticia, nos queda nuestra capacidad de actuar para ayudar a las personas más vulnerables. En la Fundación «la Caixa» nos reafirmamos como impulsores de la transformación y el progreso social”, explica Fainé en su informe.

Reconoce que la complejidad y la incerteza de los tiempos que vivimos, unidos al amargo problema de la creciente desigualdad, nos sumen en un momento de gran vulnerabilidad social y se indigna de que “las tasas de pobreza infantil se encuentren en niveles inaceptablemente altos, la pobreza laboral y que la  inestabilidad en el trabajo se halle  muy por encima de lo deseable”. Señala Fainé que el envejecimiento de la población está comportando cambios demográficos sin precedentes y las personas experimentan en el final de la vida situaciones de máxima vulnerabilidad.

La fundación trabaja bajo un modelo basado en la colaboración y en el trabajo en red con todos los agentes sociales regido sobre cuatro principios básicos: la anticipación, la complementariedad, la eficiencia y la innovación. Se ocupa de detectar los nuevos espacios de intervención en los que exista una necesidad de recursos, para dar respuesta lo antes posible a través de programas propios o en colaboración con otras entidades. 

540 millones para proyectos sociales

La Fundación «la Caixa» ha contado en 2023 con un presupuesto de casi 540 millones de euros destinados al desarrollo, expansión y consolidación de proyectos sociales, asistenciales, culturales, educativos y de investigación de gran envergadura. De ellos, la gran mayoría -cerca de 320 millones- se han destinado a actuaciones de impacto y transformación social, poniendo el foco en programas que combaten la pobreza infantil, atendiendo  a más de 65.700 niños y sus familias; promoviendo el acceso al empleo a colectivos vulnerables (con más de 46.600 inserciones laborales en 2023); acompañando a más de 470.OOO personas mayores y atendiendo a más de 40.000 pacientes con enfermedades avanzadas y a cerca de 46.000 familiares. 

Que nadie se quede atrás

En el XXII congreso de directivos (CEDE) celebrado en Granada en octubre de 2023, con la asistencia de 2.000 directivos y ejecutivos de todo el país, Isidro Fainé, que preside esta asociación sostuvo que “precisamente ahora, cuando la Inteligencia Artificial irrumpe con una fuerza arrolladora, es cuando más atención debemos prestar a otro tipo de inteligencia, que se está olvidando, la Inteligencia Emocional. En pocas palabras: primero, las personas. Y luego lo demás”.

Este estilo de liderazgo, en opinión de Fainé, se sustenta en que liderar es servir, que se lidera con el ejemplo, y que es imposible ser un verdadero líder cuando tu equipo desconfía de tus intenciones. Y destacó: “Sobresale también el amargo problema de la desigualdad en la distribución de la riqueza entre familias y entre territorios. Es nuestro deber también como directivos comprometidos socialmente hacer lo que esté en nuestras manos para reducir la desigualdad y la pobreza, ayudando a que nadie se quede atrás”.

Producto de un plan de expansión fuera de Cataluña y las Baleares,” la Caixa” ha constituido la red de oficinas más extensa del sistema financiero español. La Fundación ”la Caixa” es, 120 años después de su nacimiento, la primera fundación de España, la segunda de Europa y una de las más importantes del mundo por volumen de inversión social.

Mantiene sus principios desde que Moragas la fundó en 1904

La Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros de Cataluña y Baleares,” la Caixa”, fue fundada el 5 de abril de 1904 por el abogado catalán Francesc Moragas Barret, con el apoyo de diversas entidades de la sociedad civil catalana. Fue creada con la finalidad de estimular el ahorro y la previsión, unos objetivos que hoy en día podrían parecer meramente financieros pero que, en aquel contexto histórico, constituían un claro instrumento para ayudar a que las clases más desfavorecidas dispusiesen de cierta autonomía y seguridad en su vida familiar.

La propuesta de Moragas, primer director general de ” la Caixa”, consistió en crear una institución privada que, en aquellos tiempos de tanta inestabilidad social, ofreciese a trabajadores y empresarios un mecanismo que les asegurase ante la vejez o la invalidez. De esta iniciativa surgió la Caja de Pensiones aunque, casi simultáneamente a su apertura, Moragas y sus colaboradores incorporaron a su actividad de previsión las operaciones de ahorro. Así ”la Caixa” se convertía en una entidad con un nuevo concepto económico y social del ahorro, además de ser la primera en ofrecer seguros sociales.

Francesc Moragas impulsó una gestión profesional y ambiciosa, muy diferente a la que predominaba hasta aquel momento en otras cajas. Ofreció modalidades de ahorro diversificadas y creó sucursales en los principales pueblos y ciudades de Cataluña, introduciendo una gestión financiera moderna. 

La expansión territorial de” la Caixa” continuó por Cataluña y Baleares con la finalidad de hacer llegar a todas partes las ventajas de las finanzas modernas. En este sentido, cabe destacar que ”la Caixa” ha sido precursora y promotora en España de la previsión social, uno de los pilares básicos de la sociedad del bienestar.

Precursora y promotora en España de la previsión social

”La Caixa”, que nació con una finalidad social vinculada a evitar la exclusión financiera y con una voluntad de compromiso con el desarrollo socioeconómico de su territorio, pronto exploró nuevas vías de acción social. Así, demostraría de nuevo su carácter innovador cambiando el concepto de la obra social de las cajas de ahorro.
Hasta entonces, ”la Caixa” –y todas las cajas– destinaba la totalidad de sus excedentes económicos a la formación de reservas, y su obra social se limitaba a la concesión de premios a impositores y pequeños donativos a instituciones benéficas y culturales, pero a partir de 1917, ”la Caixa” empezó a dedicar parte de su excedente de forma específica a la realización de obras sociales y, en 1918, decidió integrar la Obra Social en su organización para asegurar una gestión profesional y eficaz de la misma

No se trataba de hacer caridad, sino de proporcionar servicios de asistencia social, cultural y cívica que mejorasen la calidad de vida de la gente. 

En el año 1990, la Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros de Cataluña y Baleares, ”la Caixa”,  se fusiona con la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Barcelona, fundada en 1844, y da lugar a un grupo líder del sistema financiero español y entre las cajas españolas y europeas.

En el 2007, ”la Caixa” aprueba la salida a bolsa de su cartera de participadas, a través de la sociedad Criteria CaixaCorp, en la que ”la Caixa” mantendrá una participación de control. 

En 2011 inicia un proceso de reorganización que culmina con el nacimiento de CaixaBank, entidad bancaria cotizada a través de la cual el Grupo ”la Caixa” siguió desarrollando su actividad financiera de forma indirecta.

CaixaBank agrupa todo el negocio bancario de ”la Caixa”, el negocio asegurador y las participaciones en bancos internacionales y en Telefónica y Repsol. El banco nace con un posicionamiento de liderazgo en el sector financiero y asegurador español, y adicionalmente diversificado con otras actividades complementarias. Cuenta con más de 5.700 oficinas, la menor ratio de morosidad entre los grandes grupos financieros españoles, la mejor cobertura y la mejor posición de capital.

”La Caixa” crea una nueva entidad, que agrupa las participaciones industriales de la antigua Criteria CaixaCorp (Abertis, Agbar, Gas Natural Fenosa, PortAventura y Mediterranea), Servihabitat y los negocios inmobiliarios.

En junio de 2014, “la Caixa” se transforma en Fundación Bancaria Caixa d’Estalvis i Pensions de Barcelona, ”la Caixa”, en cumplimiento de la Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias del 27 de diciembre.

En el marco de la transformación se acuerda también, por un lado, la disolución y liquidación de la Fundación ”la Caixa”, que traspasa su actividad a la Fundación Bancaria, y por otro, el traspaso a favor de Criteria CaixaHolding –íntegramente participada por ”la Caixa”- de la participación de “la Caixa” en CaixaBank, de modo que la Fundación Bancaria ”la Caixa” pasó a ostentar su participación en CaixaBank a través de Criteria.

Close