Escrito por 12:26 pm Política

Aristarain contra Milei,  pese a la pasividad de los exmandatarios peronistas

por Manuel Espín

14 de enero 2024

 Camino de completar el segundo mes de mandado de Milei como presidente de Argentina y cuando está pendiente de aprobación la super-legislación de 600 leyes de los más diversos contenidos con la que el mandatario recibirá poderes extraordinarios, y se dará vía libre no solo a la liquidación de todas las empresas públicas y del Banco Central, sino un brutal cambio en el sistema electoral, la aprobación de leyes especiales con la prohibición de reunirse más de tres personas sin permiso en la calle que recuerda demasiado a la aciaga dictadura del periodo militar, junto a los contenidos más pintorescos y extravagantes, se repite una situación antes producida en otros países:

 Frente a la clamorosa pasividad ante las movilizaciones convocadas poa la CGT, de los hasta ahora líderes peronistas , del expresidente Alberto Fernández a la ex Cristina Kirchner y al candidato derrotado Massa, cuyas diferencias públicas anteriores y en el escaparate de los medios han tenido mucho que ver con el giro radical del electorado hacia la ultraderecha, así como el fracaso de la política conta la inflación, literalmente ‘noqueados’ desde el punto de vista político en espera de un cambio radical y una nueva cara al frente de una formación histórica y vital para el país como ha sido el justicialismo, son ahora los personajes del mundo de la cultura quienes saltan a primer plano para ejercer a su manera la oposición.

 La cultura es uno de los espacios más amenazados por el actual ejecutivo que la considera unicamente bajo la perspectiva del mercado de la oferta y demanda del espectáculo, y califica de ‘sector no productivo’; algo que desde una perspectiva actual y moderna constituye un absoluto disparate . Por cuanto no solo es un espacio en expansión, con su propia dinámica de rentabilidad más allá de lo económico: también es social y representa una de las principales aportaciones a una imagen-país. Mucho más grave en una sociedad como Argentina con una inmensa capacidad creativa en las más diversas artes y cuyo impacto internacional ha sido rotundo en los escenarios internacionales de las últimas décadas.. 

 La nueva administración libertaria, anarquista de ultra-derecha, y anti-estado, cierra el Instituto Nacional del Teatro y el Fondo Nacional de las Artes, dejando sin financiación al INCAA (cine argentino), al Instituto Nacional de la Música y a la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares. La situación presagia una emigración cultural masiva desde el Río de la Plata hacia Europa y fundamentalmente España. En un país donde al suspenderse la revisión automática de pensiones y con una inflación del 1% ¡diario! -Milei califica de ‘resultado extraordinario’ el índice del pasado diciembre con un 25 % de inflación en ese mes- lo que parece condenar directamente al hambre a muchos sectores de población. 

 En este marco, Adolfo Aristarain (1943) que es junto a Juan José Campanella el director argentino de más larga carrera internacional, publica un duro artículo de opinión en el diario ‘Página 12’ donde llama «imbéciles, ignorantes y zombis» no solo a Milei sino a quienes le han votado de forma masiva. Afirma que este gobierno no llegará a junio y pide un apoyo masivo a las movilizaciones. «Me dicen golpista» -afirma- «y que se trata de un gobierno elegido por el pueblo (…) Pero lo que se intenta hacer es un golpe encubierto para modificar la constitución. La gente votó a Milei porque no tenía la más puta idea de lo que estaba votando». Los datos electorales excelentes para La Libertad Avanza el pasado noviembre son el principal argumento al que se aferra la administración para defender su cambio radical que llevará al neoliberalismo de ultraderecha al terreno donde ni siquiera Thatcher se atrevió. «Se van a mediados de año»-pronostica Aristarain- «es el tiempo que necesitan para vender todo lo que quieren. Me siento muy decepcionado. No creí volver a ver estas cosas que son de la dictadura».

 Director de películas como ‘Un lugar en el mundo’ (1992), o ‘Martín (Hache)’ (1997) en el año 2003 le fue concedida la nacionalidad española que comparte con la argentina, siendo además miembro de la Academia Española de Cine. Sus declaraciones han merecido el anuncio de acciones legales por parte de un juez, al que se asocia con el expresidente Macri, por ‘incitación al golpismo’, acusación que Aristarain rechaza atribuyendo precisamente a Milei la voluntad de cambiar la constitución con la arrolladora ‘ley ómnibus’ compuesta de otras 600 leyes que el parlamento deberá aprobar en próximos días. 

 A la angustiosa situación económica en la que los dólares escasean y se duda como el país podrá afrontar pagos internacionales se une el temor a la entrada masiva de productos del exterior al eliminarse aranceles bajo el espectacular incremento de precios que a lo largo de 2024 podría alcanzar el 300 % anual; o la impresión de billetes de 20.000 pesos dado que los precios de los objetos cotidianos varían cada día, algunos escasean porque se retienen esperando que en los días siguientes valgan más. Situaciones que en Argentina no son nuevas aunque ahora la singularidad es que se quiera eliminar practicamente al estado; y con él lo que representa con toda su precariedad y características incompletas aquello que se puede aproximar a un estado de bienestar. Los próximos días serán decisivos en un proceso abierto cuya deriva muy a corto plazo es incierta e inquietante.    

Close