Escrito por 8:07 pm Economía

Así son nuestras empresas: Ercros

Fue presidida por Calvo Sotelo y Josep Piqué y desde 1996 por Toni Zabalza

ERCROS, QUE FUE EL CONGLOMERADO INDUSTRIAL MAS IMPORTANTE DE ESPAÑA, SE ENCUENTRA ANTE SU DESAPARICIÓN DEGLUTIDA POR UNA EMPRESA PORTUGUESA

Por José García Abad 

Ercros, una de las empresas españolas que ha experimentado una historia tan trepidante, que ha llegado a ser el conglomerado industrial más importante de España, se encuentra en estos momentos ante una circunstancia excepcional, su posible desaparición como empresa española al ser deglutida por la portuguesa Bondalti Ibérica, S.L, del grupo familiar José de Mello, que ha presentado una OPA que el consejo de Ercros ha calificado como “ni solicitada ni consensuada”, y los accionistas como “barata”.

Aparentemente no es tan barata. La oferta presentada el pasado 5 de marzo es de 3,6 euros por acción, lo que supone una prima del 40,6% sobre el precio de cotización al cierre del mercado en el día anterior, el 4 de marzo. Esta operación implica un valor total de la oferta de aproximadamente 329 millones de euros.

Pero en realidad es una oferta considerada por algunos accionistas de “oportunista” pues las acciones de Ercros pasan por un mal momento. En 2023 los resultados de la compañía fueron muy malos, a diferencia de lo que ocurrió con los muy brillantes resultados de 2021 y 2022, como consecuencia de un descenso de la demanda de productos químicos en toda Europa. El pasado año solo ha podido obtener beneficios gracias a la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Real Decreto Ley 3/2016, que añade 26,1 millones de euros al resultado inicial de 1,5 millones

Sin embargo, en estos momentos se vislumbra una mejora sensible del sector químico tal como señalan fuentes objetivas.  

A pesar de que la OPA está condicionada a que el 75% del capital la acepte, los portugueses no descartan permanecer en la empresa como accionistas de referencia si no consiguen su objetivo máximo. La fuerte presencia accionarial que conseguirían en este caso hace temer igualmente a los directivos actuales de la química española, que se encuentran en lógica zozobra porque después de la OPA nada será ya lo mismo.

La presidieron Calvo Sotelo y Josep Piqué 

Ercros es la conjunción de Explosivos Rio Tinto (las letras ER) y de S.A. Cros, como puede verse en el recuadro sobre su historia que adjuntamos. 

Tanto Explosivos Riotinto (ERT) como Ercros contaron en sus respectivas presidencias con importantes protagonistas que pasaron de la empresa a la política y de la política a la empresa. En ERT, Leopoldo Calvo Sotelo que devendría presidente del Gobierno. En Ercros, Josep Piqué que se inició en política en una formación de izquierdas, pasó a ocupar puestos en el nacionalismo catalán y acabó en el Partido Popular, donde fue dos veces ministro para después volver a dirigir o formar parte de los consejos de administración de toda una pléyade de compañías. 

En la actualidad la encabeza Antonio Zabalza Martí que, desde 1996, es presidente y consejero delegado. De 1984 a 1995, Zabalza trabajó en la Administración central del Estado, ocupando entre otros cargos el de secretario de Estado de Hacienda y el de director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno.

Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Barcelona y Doctor por la London School of Economics ha sido profesor numerario de la London School of Economics y catedrático de Teoría Económica de la Universidad de Valencia. Ha actuado como consultor del Banco Mundial, del Fondo Monetario Internacional y de la OCDE, y ha sido miembro del consejo de administración de Minas de Almadén, Transmediterránea, INI, ICO, Iberia e INH.

Entre 2001 y 2003, fue presidente de la Asociación Española de Grandes Consumidores de Energía (AEGE), y, de 2005 a 2013, presidente de la Federación Empresarial Catalana del Sector Químico (Fedequim) y vicepresidente de la Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique).

Zabalza resucitó a Ercros de entre los zombis 

Fue Zabalza quien acabó con las turbulencias del pasado y liberó a Ercros del mundo de los zombis. Toni Zabalza alcanzó la presidencia para sustituir a Josep Piqué, a la sazón presidente y consejero delegado de la compañía, cuando entró en el Gobierno. El accionista de referencia de la empresa, que acababa de salir de la suspensión de pagos, era el Grupo Torras (a su vez controlado por el fondo kuwaití, KIO). 

No recibió el bastón de mando de Piqué directamente. En el interín que se produjo cuando se marchó este, primero, José Recio asumió la presidencia por un muy breve espacio de tiempo y después, provisionalmente, Ubaldo Usunáriz Balanzategui, ingeniero de minas ya jubilado, que había sido vicepresidente en la época de Piqué y que Zabalza mantuvo como vicepresidente hasta su jubilación. Me confesaba Zabalza en una charla que mantuve con él que no sabe por qué el consejo de administración de Ercros lo eligió: “Mi primer contacto con Ercros fue a través de Usuanáriz quien me explicó la situación de la compañía; yo acepté el reto consciente de las dificultades de la tarea, pero con ilusión”. 

Toni Zabalza me explicó cómo consiguió levantar esta compañía y situarla dónde hoy está. Después de sanearla financieramente, buscó tamaño con las compras del Grupo Aragonesas y Derivados Forestales, en 2025 y 2006, respectivamente. Fue importante la fuerte inversión realizada al sustituir la tecnología de mercurio (prohibida por la Comisión Europea a partir de finales de 2017) por la tecnología de membranas en la producción de cloro-sosa. Este fue un cambio tecnológico muy importante por la mejora de eficiencia energética que supuso.  

En la actualidad, Ercros dispone de un plan estratégico, el plan 3D: diversificación, digitalización y descarbonización, que cubre el período que va de 2021 a 2029, y que entró en vigor justo a finales de 2020. Es un plan de largo alcance para transformar Ercros en una empresa sostenible en el sentido más amplio de esta palabra. 

“Queremos diversificar más la empresa para ganar competitividad y estabilidad a lo largo del ciclo económico, – me explicó Zabalza -. Queremos digitalizarla porque vemos que ésta es la única forma duradera de dar un salto relevante en materia de modernización y aumento de la productividad. Y queremos descarbonizarla porque esta es una obligación insoslayable para una empresa química responsable con el medioambiente.

Conseguir tiempo al borde del abismo 

Los primeros años fueron difíciles. Se había firmado el convenio de acreedores tras la suspensión de pagos, pero una cosa es firmar el convenio y otra gestionar todas las secuelas de este. Ercros contaba en esos momentos con tres accionistas de referencia importantes (Grupo Torras con un 14%; Mesa Redonda, intervenida judicialmente, con un 10%; y Ferroatlántica con un 6%), que fueron pasivos desde el punto de vista de la gestión, pero que en las juntas de accionistas apoyaron en todo momento a la dirección de la compañía. 

A lo largo del tiempo, y con diferentes ritmos, estas participaciones se fueron diluyendo, de tal forma que en 2008 ya no figuraban entre los accionistas con una participación mayor del 3%. Pero la estabilidad que este apoyo inicial proporcionó fue la base sobre la que luego se pudo construir el modelo de continuidad de gobernanza.

Apostaron por la rentabilidad, aunque supusiera un sacrificio en el tamaño de la empresa; cerraron algunas fábricas porque no eran rentables consiguiendo cierta tranquilidad financiera que les permitió en 2005 comprar Aragonesas, que era mayor y más rentable que Ercros, y en 2006 comprar Derivados Forestales. Estas dos compras la situaron en otra dimensión, con una mayor diversificación de productos, con más capacidad para conseguir recursos que permitían una perspectiva más optimista a medio y largo plazo. 

Dividendos desde 2016 

El de 2016 fue el primer dividendo que Ercros pagó desde su creación en 1989 a partir de la fusión de ERT y SA Cros. En el 2020, aunque tuvieron un beneficio de unos seis millones de euros, pero este fue insuficiente de acuerdo con la política de retribución al accionista, que establecía la condición de que el beneficio mínimo fuera de diez millones de euros para poder retribuir al accionista.

Además del dividendo, Ercros también retribuye al accionista mediante la compra de acciones propias, que después amortiza. De esta forma, desde 2016, el capital social se ha reducido en un 20%, con la retirada del mercado de 22,7 millones de acciones.

Con cargo al beneficio de 2023, Ercros prevé una retribución equivalente al 32,5% del payout de ese ejercicio.

En general, Zabalza no ha tenido problemas especiales con los accionistas, más allá de que el activismo accionarial ha aumentado en todo el mundo y Ercros no es una excepción. Desde 2020 cuentan con la presencia en el consejo de administración de un consejero dominical, Joan Casas Galofré, que junto con su esposa, Montserrat García Pruns, controla un 9,6% del capital. Recientemente, otro accionista, Víctor Manuel Rodríguez, cabecilla de los activistas, ha aumentado su participación hasta superar levemente el 6% y constituirse en el mayor accionista individual de la empresa.

Hoy, casi el 80% del capital es flotante, con una presencia de fondos de inversión españoles y extranjeros cada vez más importante, entre ellos el fondo norteamericano de Arnold Schwarzenegger, Dimensional Fund Advisors, con un 4,99%

La CNMV califica como capital estable el de los accionistas que han declarado tener un porcentaje mayor del 3%. Estos representan en Ercros un 19,25 %; el 80,75% restante es el llamado capital flotante. 

Empresa y política

Así me lo explicaba Toni Zabalza: “Estuve en política once años. No era un político profesional. Me definiría más bien como un técnico, aunque es evidente que ocupé cargos de contenido político. Mi experiencia anterior era exclusivamente académica, desarrollada en los Estados Unidos y en el Reino Unido. 

No creo que haya tanta diferencia entre lo que tienes que hacer en un cargo como el de secretario de Estado de Hacienda y lo que tienes que hacer como primer ejecutivo de una empresa: el enfoque estratégico a largo plazo, la preocupación por el capital humano y por la buena gobernanza, la transparencia etc., son aspectos comunes en la gestión política y en la empresarial. 

La principal diferencia es que en el sector privado uno está, como Gary Cooper, “solo ante el peligro”, mientras que en la Administración detrás de ti, protegiéndote, tienes a todo un Estado. 

Guardo un buen recuerdo de mi paso por la Administración y creo que mi experiencia como servidor público me sirvió en la administración privada. Me enseñó la importancia de distinguir la forma del bosque y de no obsesionarme con el tropiezo que puede suponer la caída de un árbol. A mirar las cosas con una cierta perspectiva temporal. A valorar el enfoque estratégico, la estabilidad y la continuidad. A reconocer que una empresa es un proyecto que, además de generar valor añadido, involucra personas y depende de esas personas”. 

La política ha contado hasta el final. Según cuenta eldiario.es, María Luisa Poncela, ex secretaria de Estado de Comercio entre 2016 y 2018 y que fue también secretaria General de Ciencia e Innovación (2013-2016), es actualmente consejera de Bondalti y asesora de la OPA.

Así se presenta Bondalti, la opante 

En una nota de prensa en la que justifica su OPA, Bondalti se explica: Es un grupo industrial portugués con arraigo en España desde hace más de 20 años y cuenta con el respaldo financiero de un grupo familiar de primer nivel como Grupo José de Mello, con un legado histórico de más de 120 años, 1.255 millones de euros de facturación en 2022, 2.400 millones de euros en activos y más de 14.800 personas. 

El grupo familiar, uno de los más importantes de Portugal, cuenta con una sólida base accionarial y lleva varias generaciones realizando inversiones a largo plazo que crean empleo y tienen un impacto positivo sostenible en la sociedad. 

Bondalti cuenta con una presencia contrastada en el mercado español, donde emplea a más de 200 personas. Actualmente, tiene dos unidades productivas, una en Torrelavega (Cantabria) y otra en Alfaro (La Rioja), así como un centro logístico en Vigo. Además, tiene cuatro oficinas (Barcelona, Madrid, Pontevedra y Logroño). 

Desarrolla dos líneas de negocio principales: el área de productos químicos y el de tratamiento del agua. Con esta operación de marcado carácter industrial, y una vez excluida de la Bolsa, Ercros formará parte de un grupo industrial con una sólida posición financiera y estructura accionarial. De esta forma, se creará un grupo con un volumen y unas capacidades técnicas de primer nivel, y potencia para competir con los principales actores; al tiempo que amplifica el potencial estratégico y las posibilidades de crecimiento de la compañía resultante, con una visión de largo plazo. 

João de Mello, presidente de Bondalti, valoró: “la unión con Ercros permite formar un grupo con la dimensión y músculo financiero necesarios para hacer frente a los desafíos que afronta la industria química europea. 

 

ANTECEDENTES DE ERCROS
1817 
Primera fábrica de Francisco Cros
Francisco Cros instala su primera fábrica de productos químicos en Barcelona que, junto con ERT, es el germen del nacimiento de Ercros.
1872
Fundación de Sociedad Española de Pólvora Dinamita
Se crea la Sociedad Española de la Pólvora Dinamita, base a partir de la cual, 24 años más tarde, se constituye Unión Española de Explosivos, S.A., antecedente de ERT.
1904
Nace S.A. Cros
La empresa Cros se constituye en sociedad anónima y pasa a denominarse S.A. Cros.
1972
Nace ERT 
Fusión de Unión Española de Explosivos, S.A. con la Compañía Española de Minas de Río Tinto, S.A. para formar ERT.
1989
Fundación de Ercros
En 1987, S.A. Cros se configura como el principal accionista de ERT, lo que supone el inicio de un proceso que concluye en 1989 con la fusión de ambas empresas y el nacimiento de Ercros, S.A.
 
1992 
Suspensión de pagos
Ercros suspendió pagos en julio de 1992 dejando una deuda de 1.700 millones   que se agrupaba en torno a una sociedad denominada FF Investment, que obtuvo una quita del 90%.
 
Close