Escrito por 1:05 pm Economía

Así son nuestras empresas: Renfe


Por Mercedes Cobo.-

Renfe está desarrollando su Plan Estratégico 2019-2023-2028 y una de sus palancas, para lograr su objetivo de ser un referente de la movilidad y el transporte, y afrontar la competencia, es la transformación digital.

Para ello la compañía ha invertido más de 245 millones de euros en digitalización y ciberseguridad entre 2018 y 2023. Solo para este año, 2023, cuenta con un presupuesto en digitalización de 70 millones de euros, lo que supone la mayor inversión realizada en este apartado en la historia de Renfe.

La transformación digital de Renfe es una prioridad, con el objetivo de transformar a la compañía en un operador integral de movilidad y operador logístico integrado, y digitalizar los procesos de negocio, implementando las nuevas tecnologías en la empresa.

Así mismo, Renfe busca en nuevos mercados diversificar sus ingresos y convertirse en un referente logístico a nivel internacional. Para ello, La compañía está inmersa en conseguir nuevos contratos fuera de España para exportar el conocimiento como operadora de prestigio en distintos proyectos de movilidad. 

Además, el grupo está realizando el mayor esfuerzo inversor de las últimas décadas para renovar y ampliar su flota de trenes, con una inversión en torno a 5.235 millones de euros que permitirá la compra o remodelación de trenes y locomotoras (tanto en Renfe Viajeros como Renfe Mercancías) que generará alrededor de 52.000 nuevos empleos.

Innovación abierta para aportar más velocidad y eficacia a todo el modelo

Renfe: la apuesta por la digitalización como motor de cambio

Renfe ha invertido más de 245 millones de euros en digitalización y ciberseguridad entre 2018 y 2023. Sólo para este año, 2023, cuenta con un presupuesto en digitalización de 70 millones de euros, lo que supone la mayor inversión realizada en este apartado en la historia de Renfe.


Actualmente Renfe está desarrollando su Plan Estratégico 2019-2023-2028 y una de sus palancas, para lograr su objetivo de ser un referente de la movilidad y el transporte, y afrontar la competencia, es la transformación digital.

Renfe ha invertido más de 245 millones de euros en digitalización y ciberseguridad entre 2018 y 2023. Solo para este año, 2023, cuenta con un presupuesto en digitalización de 70 millones de euros, lo que supone la mayor inversión realizada en este apartado en la historia de Renfe.

La transformación digital de Renfe es una prioridad, con el objetivo de transformar a la compañía en un operador integral de movilidad y operador logístico integrado, y digitalizar los procesos de negocio, implementando las nuevas tecnologías en la empresa.

La transformación digital hará más eficientes los procesos internos y mejorará la experiencia de viaje del cliente gracias, entre otras innovaciones, a una nueva página web y una comunicación más ágil con los usuarios, ofreciendo sencillez, personalización y servicios de valor añadido.

Además, Grupo Renfe apuesta por la innovación abierta bajo el criterio de combinar el conocimiento interno con el externo bajo un enfoque de inteligencia colectiva para aportar más velocidad y eficacia a todo el modelo, especialmente en el ámbito digital, sobre el que va a girar una gran parte de los retos de innovación.

TrenLab ha lanzado cinco convocatorias dirigidas a startups, que se encuentren en fases de inicio de su actividad, de base tecnológica, con un enfoque innovador y con vocación de crecimiento, escalabilidad y visión internacional.

TrenLab

Trenlab es el programa de innovación abierta que desarrolla el Grupo Renfe desde el año 2018. Desde ese momento se han realizado 4 ediciones, participando hasta este momento 17 startup que han dado respuesta a 18 retos lanzados desde la operadora. Estos retos han sido tanto operativos como transversales, pero en todos los casos, se ha establecido una relación de colaboración entre el personal de Renfe y las startups participantes.

Así pues, este modelo de colaboración abierta entre mundos tan diversos, una gran corporación pública, con pequeñas empresas de alto valor tecnológico ha conseguido una transformación en la forma de pensar e innovar en Renfe, que le abre un mundo de oportunidades de la mano de los emprendedores.  Es decir, Trenlab no sólo ayuda a resolver diferentes retos operativos, sino que también ayuda al cambio cultural tan necesario en un entorno de transformación digital en el que estamos involucrados.

Trenlab es el programa de innovación abierta que desarrolla el Grupo Renfe desde el año 2018. Desde ese momento, se han realizado 4 ediciones, participando hasta este momento 17 startup que han dado respuesta a 18 retos lanzados desde la operadora.

TrenLab ha lanzado cinco convocatorias (una de ellas en marcha) dirigidas a startups, que se encuentren en fases de inicio de su actividad, de base tecnológica, con un enfoque innovador y con vocación de crecimiento, escalabilidad y visión internacional, de modo que puedan contribuir con su innovación al desarrollo de soluciones a alguno de los retos de negocio planteados en cada una de las convocatorias, mediante un producto o servicio de utilidad práctica para el Grupo Renfe.

Durante estos cuatro años desde la concepción y el lanzamiento del programa, han sido 17 startups las que han pasado por el programa, teniendo a su disposición un plan de incubación-aceleración personalizado con metodología para impulsar su proyecto, asesoramiento administrativo, legal y laboral, acceso a mentores y expertos del ecosistema emprendedor y principales inversores.

Además, en las 5 ediciones se han puesto en marcha diferentes iniciativas para involucrar de manera más activa al personal de las diferentes unidades de Renfe en este programa. 

La creación de Centros de Competencias Digitales forma parte de la estrategia de transformación digital, internalización y eficiencia, recogida en el Plan Estratégico 2019-2023 del Grupo Renfe.

Centros de Competencias Digitales

La creación de Centros de Competencias Digitales forma parte de la estrategia de transformación digital, internalización y eficiencia, recogida en el Plan Estratégico 2019-2023 del Grupo Renfe. Estos centros permitirán a la operadora descentralizar servicios tecnológicos y crear empleo de calidad a través de la filial LogiRAIL. En total, se crearán más de 400 nuevos empleos entre 2021 y 2024.

La creación de estos Centros de Competencias Digitales de Renfe forma parte del Plan de Deslocalización de Recursos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, concebido como motor de medidas para mejorar la competitividad, el desarrollo de nuevas actividades económicas, el aprovechamiento de recursos locales y el talento asociado al entorno.

Aparte de todos los beneficios sociales y en términos de eficiencia, la internalización de servicios y la puesta en marcha de los CCD, junto con la robotización de procesos y la implantación del teletrabajo, van a suponer un ahorro para Renfe de alrededor de 35 millones de euros anuales. 

Los Centros de competencias se están instalando en: Miranda del Ebro, Alcázar de San Juan, Teruel, Mérida y Linares.

La transformación digital de Renfe hará más eficientes los procesos internos y mejorará la experiencia de viaje del cliente

Mejora de los sistemas de comunicaciones de trenes de Cercanías y Media Distancia

Renfe ha adjudicado el suministro, instalación y puesta en servicio de un sistema de comunicación digital GSM-R (Sistema Global de Comunicaciones Móviles para Ferrocarriles) en 534 trenes de ancho convencional de servicio público para Cercanías y Media Distancia. El importe de la licitación asciende a 37 millones de euros, y el plazo de ejecución del encargo es de 48 meses.

El sistema de comunicaciones GSM-R de voz, el mismo que se utiliza en alta velocidad y semejante al de la telefonía móvil, pero con canales y protocolos específicos, se usa en radiotelefonía para la transmisión de informaciones relativas a la explotación ferroviaria. 

Esta red permite la comunicación continua, minimizando las interferencias, entre los trenes, y los centros de control. Con la instalación de este sistema se da un paso adelante en la evolución y la digitalización, mejorando las prestaciones del sistema analógico anterior conocido como ‘tren-tierra’, mucho más restrictivo.

Sistemas de inteligencia artificial

Renfe implementa sistemas de inteligencia artificial a los equipos de videovigilancia de cerca de 500 estaciones de Cercanías. Renfe ha puesto en marcha la digitalización de los sistemas de seguridad de 483 estaciones de Cercanías para recopilar y procesar de forma anónima y automatizada miles de datos a través del sistema CCTV de cada estación e integrarlos en un cuadro de mando único. El objetivo es mejorar la seguridad y la experiencia del cliente, siempre desde el cumplimiento estricto de la normativa de protección de datos.

El proyecto ‘Renfe Smart Security Station’ (RS3), que cuenta con un presupuesto de 31,7 millones de euros y que ha sido financiado con fondos de la Unión Europea

El proyecto ‘Renfe Smart Security Station’ (RS3), que cuenta con un presupuesto de 31,7 millones de euros y que ha sido financiado con fondos de la Unión Europea, comenzó a finales del año pasado y está previsto que culmine en 2024. Durante este tiempo se sustituirán más de 5.000 cámaras de seguridad analógicas por cámaras IP, que permitirán compartir la información recogida a través del sistema CCTV en un sistema de vídeo analítica integrado.

Renfe dotará a las estaciones de cartelería multimedia, donde se mostrará toda la información de interés para los viajeros de forma visual y continuada.

Asimismo, el proyecto RS3 prevé la instalación de 500 servidores de última generación y la renovación de sistemas operativos, instalaciones y elementos digitales de las estaciones de Cercanías. También prevé la instalación de aproximadamente 500 sondas de ciberseguridad para la monitorización, control y análisis de estas. El objetivo final es aumentar los niveles de seguridad digital y de ciberseguridad.

El nuevo sistema permitirá a la seguridad de la compañía tomar mejores decisiones, gracias al cuadro de mando integrado con datos en tiempo real. Gracias a este sistema inteligente de seguridad se podrá conocer lo que está pasando en las estaciones de Renfe Cercanías en tiempo real. Por ejemplo, mediante el análisis de la afluencia, en caso de que sea necesario, se podrá dirigir más personal a las estaciones que lo necesiten en cada momento. También se podrán detectar, de manera automatizada, incidentes relacionados con la seguridad como caídas de personas y objetos a las vías, incendios, actos vandálicos o el fraude en el acceso a los servicios.

El sistema RS3 recopila imágenes de las estaciones que se integran en un sistema de vídeo analítica, donde se procesan y analizan con algoritmos de inteligencia artificial. Posteriormente, las imágenes tratadas son eliminadas del sistema en cuestión de milisegundos. Para implementar estas soluciones Renfe ha contratado a empresas punteras en tecnologías de analítica e inteligencia de imágenes, entre las que se encuentra imotion Analytics, una de las start ups aceleradas con nuestro programa de innovación TrenLab.

En total, este proyecto contempla la instalación de 6.451 dispositivos para la puesta en marcha de un circuito cerrado de CCTV y de un sistema de analítica de vídeo inteligentes. Además, estos dispositivos irán acompañados de sistemas de control de accesos, equipamientos de control eléctrico o elementos de comunicación para la conexión de los diferentes equipos IP, entre otras instalaciones.

Durante 2021 ya se comenzó la planificación y ejecución de instalaciones en un total de 21 estaciones en el Núcleo de Cercanías de Madrid; 22 estaciones en Rodalies Barcelona; 7 estaciones en el Núcleo de Cercanías de Bilbao; 7 estaciones en el Núcleo de Valencia y 4 estaciones en el Núcleo de Sevilla.

Y en 2022 esta mejora se implantó en 33 estaciones del Núcleo de Cercanías de Madrid; 43 de Rodalies Barcelona; 15 del Núcleo de Cercanías de Bilbao y 6 de RAM (ancho métrico); 14 del Núcleo de San Sebastián; 10 del Núcleo de Cercanías en Asturias y 9 de RAM; 12 estaciones de RAM Santander; 17 del Núcleo de Valencia; 9 del Núcleo de Sevilla; 11 del Núcleo de Málaga; 8 del Núcleo Murcia/Alicante y 7 estaciones del Núcleo de Cádiz.

Licitación del suministro, instalación y mantenimiento de pantallas multimedia: con un importe de 23,15 millones de euros, Renfe dotará a las estaciones de cartelería multimedia, donde se mostrará toda la información de interés para los viajeros de forma visual y continuada, como horarios y trenes, eventos o cualquier otro servicio o información relevante.

Los nuevos equipamientos permitirán sustituir la información en papel situada en las vitrinas de las estaciones, asegurar que todas muestran la información actualizada, realizar cambios o actualizaciones de manera inmediata y simultánea en todas las estaciones donde se disponga de este sistema, tener la opción de personalizar los contenidos para cada estación y mejorar la imagen. 

Igualmente, el contrato del sistema de cronometría, cuyo importe es de 12,3 millones de euros, tiene por objeto la adquisición de suministros de sistemas electrónicos de cronometraje, servicios de reparación y mantenimiento de equipos de precisión

Renfe y Microsoft colaboran para explorar soluciones basadas en el uso de tecnologías de inteligencia artificial que permitan digitalizar y optimizar las actividades de mantenimiento de trenes y material rodante

Digitalización mantenimiento de trenes

Renfe y Microsoft colaboran para explorar soluciones basadas en el uso de tecnologías de inteligencia artificial que permitan digitalizar y optimizar las actividades de mantenimiento de trenes y material rodante,así como predecir posibles averías antes de que éstas tengan lugar.

La creación de estos Centros de Competencias Digitales de Renfe forma parte del Plan de Deslocalización de Recursos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

El acuerdo incluye una prueba de gafas HoloLens y herramientas de realidad mixta para el acceso a documentación técnica y recursos formativos, así como el uso de plataformas colaborativas para facilitar la compartición de información técnica.

Con las capacidades analíticas de Azure y usando tecnologías IOT se pretende hacer una prueba de concepto que permita recopilar datos históricos de los trenes con el objetivo de anticipar posibles problemas y ayudar a evitar incidencias antes de que sucedan, reduciendo el tiempo de inactividad del material rodante.

El dispositivo de realidad mixta de Microsoft HoloLens puede proporcionar acceso completo a esquemas, documentos técnicos y a cualquier procedimiento o información adicional para realizar el diagnóstico o la intervención en el material rodante. Además, el visor holográfico permite a quien lleva puesto las gafas de realidad mixta ver anotaciones e instrucciones complejas sobre los equipamientos en los que está realizando una intervención y utilizando Dynamics 365 Remote Assist -la aplicación puede conectar a múltiples colaboradores – los operarios podrán compartir su campo de visión con expertos a cientos de kilómetros para obtener soporte remoto.

El acuerdo permitirá comprobar que el uso de esta tecnología puede reducir errores y acelerar operaciones de mantenimiento complejas.

Digitalización del proceso de mantenimiento de flotas

Por otro lado, uno de los principales objetivos de Renfe ha sido el de unificar las plataformas digitales al servicio de los empleados e impulsar la colaboración.

Desde este punto de vista, el acuerdo permitirá comprobar las capacidades de Microsoft Teams, Power Platform y Sharepoint para digitalizar los diferentes recursos de ingeniería y obtener una estandarización y contextualización de la información, así como una mejor gestión de ésta

Open Data

Renfe ha creado su portal de Open Data para ordenar la información sobre el grupo que consideran de utilidad pública y facilitar así el acceso a terceros. El portal data.renfe.es contiene 47 conjuntos de datos accesibles y descargables entre los que se encuentran sus estaciones (con información comercial y técnica), datos sobre viajeros de cercanías por franjas horarias o fichas de trenes de toda su flota.

Es una primera versión con un conjunto acotado de información para, sobre esa base, ir desarrollando en un proyecto de desarrollo de software el portal definitivo con el conjunto de datos más amplio.


El grupo busca ampliar negocio en Europa participando en el mercado liberalizado de OSP y Alta Velocidad 

Referente logístico a nivel internacional

Renfe busca en nuevos mercados diversificar sus ingresos y convertirse en un referente logístico a nivel internacional. La compañía está inmersa en conseguir nuevos contratos fuera de España para exportar el conocimiento como operadora de prestigio en distintos proyectos de movilidad. 


Los servicios AVE de Renfe han cruzado la frontera y se han posicionado en Francia con la apertura de dos rutas nuevas rutas de alta velocidad

En Europa, Renfe busca aprovechar las oportunidades que ofrece el proceso de liberalización que se está produciendo en el sector en todo el continente, y que representa una oportunidad sin precedentes para la expansión de una compañía que es ya un referente internacional en operación de sistemas ferroviarios de alta velocidad y servicios públicos. 

Por ello, una delegación de Renfe encabezada por su presidente Raül Blanco, ha viajado a Praga para avanzar en la cooperación con su principal socio en la región, Leo Express. La española adquirió en 2021 el 50% del capital de este operador privado checo que comenzó a operar en República Checa en 2012 y desde entonces ha ido expandiendo sus servicios a países vecinos como Eslovaquia y Polonia, contando además con experiencia operativa en Alemania.

La participación en Leo Express constituye para Renfe una oportunidad estratégica para abrir nuevo negocio

La participación en Leo Express constituye para Renfe una oportunidad estratégica para abrir nuevo negocio, al garantizar la presencia de la española en los mercados en los que Leo Express ya está operando y, más allá, al facilitar el acceso a los concursos de servicio público de distintos países del entorno donde la empresa checa cuenta con las certificaciones necesarias para operar. 

En este momento, Leo Express opera entre las principales ciudades de República Checa (Praga, Ostrava y Bohumin) y la conexión internacional con Eslovaquia (en la ruta Praga-Kosiçe) y con Polonia (Praga-Cracovia) y en intención de Renfe y Leo Express buscar nuevas oportunidades de negocio en Centroeuropa. 

Objetivo: servicios públicos europeos

Renfe se está posicionando como operador de reconocido prestigio internacional en el incipiente mercado de liberalización de servicios públicos que se está produciendo en Europa y que supone una oportunidad de crecimiento internacional de primer nivel en la estrategia de la empresa española. Distintos países de la UE comienzan a abrir a la participación extranjera la prestación de servicios de transporte rutas nacionales e internacionales 

La intención de Renfe es buscar nuevas oportunidades de negocio en Centroeuropa, con el foco puesto en mercados tan relevantes como Alemania o Francia

La intención de Renfe es buscar nuevas oportunidades de negocio en Centroeuropa, con el foco puesto en mercados tan relevantes como Alemania o Francia. En esta misión la asociación con Leo Express es fundamental pues la empresa cuenta con el desarrollo local, las certificaciones y la experiencia en el terreno que Renfe necesita para tener éxito. 

Este tipo de contratos de operación permite a Renfe optar a licitaciones de Servicios de Obligación de Servicio Público (OSP) en diferentes países, contribuyendo al crecimiento de su actividad internacional y favoreciendo también el crecimiento de otras empresas españolas relacionadas con la industria ferroviaria en el Centro y Este de Europa.

Al mismo tiempo, Renfe sigue de cerca los avances en el desarrollo de la futura red checa de Alta Velocidad, dispuesta a ofrecer sus servicios de consultoría como experta en el desarrollo de redes de alta velocidad con una experiencia de más de 30 años. 

Se trata de una faceta en la que Renfe ya ha tenido los primeros resultados. El consorcio del que forma parte Renfe junto a la empresa española de ingeniería Ineco y la alemana DB Engineering & Consulting, se ha adjudicado el contrato para prestar servicios como «operador sombra» en el proyecto de alta velocidad Rail Baltica, desempeñando un papel fundamental en la fase de construcción, definiendo los requisitos de operación y mantenimiento. Este proyecto, cofinanciado por la Unión Europea, unirá las principales ciudades de Letonia, Estonia y Lituania mediante un tren de alta velocidad que comenzará a funcionar en 2026.

Alta velocidad internacional 

Desde hace ya tres meses los servicios AVE de Renfe han cruzado la frontera y se han posicionado en Francia con la apertura de dos rutas nuevas rutas de alta velocidad con las que dio comienzo a su operación en solitario en el país vecino, uniendo 17 destinos a uno y otro lado de la frontera y conectando Lyon con Barcelona y Marsella con Barcelona y Madrid. 

Este hito de la empresa española, conseguido en tiempo récord, es fruto de su esfuerzo por completar todos los trámites administrativos requeridos para poder ejercer una actividad comercial en Francia, y que pasan por la apertura e inscripción de una sucursal en Lyon. Renfe sigue trabajando para para expandir su actividad en otros corredores de interés en el territorio francés, como el corredor Lyon-París y París-Marsella y seguir avanzando como operador de alta velocidad de referencia en el entorno europeo. 

Leo Express opera entre las principales ciudades de República Checa y la conexión internacional con Eslovaquia y con Polonia

El objetivo de la operadora a largo plazo es que su Plan Estratégico logre que el 10% de sus ingresos provengan de mercados internacionales en el año 2028 y que coloque a la internacionalización, la innovación y el enfoque en el cliente como los tres pilares fundamentales de su proceso de transformación. Para ello, Renfe ha constituido este mismo año una nueva sociedad: Renfe Proyectos Internacionales, creada para desarrollar el negocio internacional de la compañía a través del acceso a nuevos mercados y gestionar aquellos proyectos internacionales que la compañía ya tiene en fase de implementación. 

Renfe proyectos Internacionales ya cuenta con oficina en Londres, Bruselas y Lyon y una estrecha actividad con la oficina de su socio Leo Express en Praga. 

Recientemente, Renfe ha aprobado también sendas licitaciones para el suministro de 149 vagones para su área de Mercancías, por importe de 38 millones de euros, (14,5 millones financiados por el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia Next Generation de la Unión Europea), y para la implantación del sistema ERTMS en 28 locomotoras de la serie S/253, por importe de 13,5 millones.


Mejora de los servicios públicos, renovación de la flota de Cercanías y Media Distancias, nuevos trenes AVE y locomotoras de mercancías para mejorar la competitividad 

Inversión millonaria para renovar la flota

El tren de la serie 106 es un tren de muy alta capacidad que supera el medio millar de viajeros y puede llegar a casi 600 en formato Avlo

Renfe está realizando el mayor esfuerzo inversor de las últimas décadas para renovar y ampliar su flota de trenes, con una inversión en torno a 5.235 millones de euros que permitirá la compra o remodelación de trenes y locomotoras (tanto en Renfe Viajeros como Renfe Mercancías) que generará alrededor de 52.000 nuevos empleos.

La compañía ferroviaria española pretende garantizar la calidad y mejora de los servicios públicos (Cercanías y Media Distancia) en los próximos años, con el objetivo de reducir la edad media del parque ferroviario, especialmente de Cercanías y Regionales. Por ello Renfe ha acometido la mayor inversión posible para modernizar la flota de trenes destinada a servicios públicos.

Se trata de una inversión de en torno a 5.235 millones de euros que permitirá la compra o remodelación de trenes y locomotoras (tanto en Renfe Viajeros como Renfe Mercancías) que generará alrededor de 52.000 nuevos empleos.

El objetivo de esta profunda renovación de su flota se basa en los siguientes pilares: la mejora de los servicios públicos y la renovación de la flota de Cercanías y Media Distancias, la incorporación de nuevos trenes AVE y nuevas locomotoras de mercancías para mejorar la competitividad de este negocio.

Además de conseguir una mayor fiabilidad y, por tanto, una mejora en la puntualidad, fiabilidad y confort, los nuevos trenes de Renfe, tanto para Alta Velocidad como para servicios públicos, serán mucho más eficientes, lo que cobra especial importancia en el contexto actual de subida del precio de la electricidad y el compromiso de la compañía con la sostenibilidad.

Los nuevos Cercanías y Media Distancia

Renfe está invirtiendo cerca de 4.000 millones de euros en la compra de nuevos trenes para la renovación integral de la flota que la compañía destina a la prestación de servicios públicos, es decir, los trenes de Cercanías y Media Distancia.

Renfe ha firmado con Alstom y Stadler los contratos para la fabricación de 280 trenes de Gran Capacidad que se destinarán al servicio en los grandes núcleos de Cercanías y Rodalies.

En este sentido, Renfe ha firmado con Alstom y Stadler los contratos para la fabricación de 280 trenes de Gran Capacidad que se destinarán al servicio en los grandes núcleos de Cercanías y Rodalies.

Se trata de los mayores contratos de Cercanías de la historia de Renfe, con una inversión global de 3.119 millones de euros que incluye el mantenimiento durante los próximos 15 años del material rodante. Del total de trenes en proceso de fabricación, 225 tendrán una longitud de 100 metros cada uno, y los otros 55 alcanzarán los 200 metros.

Los nuevos trenes, cuya previsión es que empiecen a entregarse en 2024, minimizarán el tiempo de bajada y subida de viajeros, mediante un avanzado diseño con un mínimo de 10 puertas y amplios vestíbulos. También serán totalmente accesibles, para facilitar el viaje de personas con movilidad reducida, y dispondrán de conexión wifi y zonas para bicicletas y carritos infantiles.

Trenes de Ancho Métrico y Alpinos

Además, Renfe ha invertido 287 millones de euros en la adquisición de 31 trenes para la red de Ancho Métrico y de 6 trenes Alpinos, fabricados por CAF. El contrato también incluye el mantenimiento parcial de la flota de trenes durante un periodo de 15 años.

Estos trenes podrán circular a una velocidad máxima de 100 km/h, serán de dos o tres coches para una mejor adaptación a la demanda, y deberán contar con zona para bicicletas y un sistema de “última milla” por baterías. Habrá 5 trenes híbridos que permitirán utilizar la tensión eléctrica en tramos con catenaria, reduciendo las emisiones.

Trenes eléctricos de Cercanías y Media Distancia

Así mismo, CAF va a fabricar 29 trenes eléctricos de Cercanías y un total de 60 trenes eléctrico de Media Distancia, tras la reciente ampliación del contrato para el suministro de trenes eléctricos. En un primer momento, la adjudicación a CAF, por un importe de 290 millones, incluía el suministro de 28 trenes eléctricos, el abastecimiento de piezas de repuesto y el mantenimiento conjunto, a través de una sociedad mixta Renfe-CAF, de 17 de los trenes durante 15 años, así como la posibilidad de ampliar el suministro trenes eléctricos. Ahora, a ese primer lote, se suman otros 32 trenes eléctricos por un importe de 190 millones, con lo que Renfe va a adquirir un total de 60 nuevos trenes de Media Distancia de última generación, más sostenibles y eficaces.

Por capacidad inversora, el segundo gran contrato de Renfe en la actualidad es el firmado con Talgo para la adquisición de 30 trenes AVE y Avlo de la serie 106, con una inversión de 786 millones de euros.

Los futuros AVE

AV S-106

Por capacidad inversora, el segundo gran contrato de Renfe en la actualidad es el firmado con Talgo para la adquisición de 30 trenes AVE y Avlo de la serie 106, con una inversión de 786 millones de euros. El retraso en la entrega de estos trenes por parte del fabricante ha imposibilitado implantar de forma inmediata las mejoras previstas por Renfe para sus servicios de Alta Velocidad, como por ejemplo en los servicios entre Madrid y Santiago de Compostela, A Coruña y Vigo; donde habrá (cuando entren en servicio los nuevos trenes) mayor número de frecuencias, mayor oferta de plazas y reducción de tiempos de viaje.

El tren de la serie 106 es un tren de muy alta capacidad que supera el medio millar de viajeros y puede llegar a casi 600 en formato Avlo. Su diseño es un ejemplo de eficiencia energética: dispondrán de un interior de 3,2 metros de ancho que permitirá colocar cinco asientos por fila, con lo que se logrará aumentar de manera considerable el número de viajeros por trayecto sin restar confortabilidad.

El S-106, que situará a Renfe a la vanguardia de la alta velocidad a nivel mundial, estará compuesto por 11 coches, dos de ellos de clase Premium, y destacará por su ligereza, un 30% menos de peso que un tren estándar.

Locomotoras de AV y Transformación S-107

Renfe también suscribió un contrato con Talgo para la compra de 26 cabezas motrices para trenes de Alta Velocidad, por un importe de 204 millones de euros. Estas cabezas motrices permitirán a Renfe formar trenes Ave con las composiciones de coches Talgo transformados en lo que será la nueva serie 107 de Renfe.

El contrato incluye el suministro y mantenimiento integral de las 26 cabezas motrices, así como su integración y acoplamiento con las composiciones de coches transformados, para formar trenes Ave de rodadura desplazable, bitensión con velocidad máxima de 330 km/h, con opción de adquisición de hasta 14 locomotoras adicionales.

Talgo se encarga también de la transformación de los tren hotel en la nueva serie 107. El contrato, por 103 millones de euros, incluye el mantenimiento integral de 13 composiciones de coches transformados, con opción a 6 composiciones de coches adicionales.

Renfe se reserva, durante toda la duración del contrato de mantenimiento, la ejecución de la actividad relativa a las denominadas “intervenciones de segundo nivel”, tanto de las cabezas motrices como de los coches.

Una de las principales características de las nuevas locomotoras de tracción eléctrica es que no van a generar emisiones de CO2 en tanto que van a circular impulsadas por energía eléctrica de origen 100% renovable.

Remodelación S-130/S-730

Finalmente, Renfe está llevando a cabo con Talgo profundas remodelaciones en 14 trenes Alvia de la serie 730 y en 30 trenes S-130. Estos convoyes operarán en la Línea de Altas Prestaciones de Extremadura y en otras líneas de alta velocidad. La inversión total para esta restauración integral de 44 trenes es de 35 millones de euros.

Con una inversión superior a los 200 millones de euros, la incorporación de 24 nuevas locomotoras (que fabrica Stadler) al parque de Renfe Mercancías permitirá a la Sociedad Mercantil reforzar su compromiso de mejora de productividad con sus principales clientes.

Renfe Mercancías 

Con una inversión superior a los 200 millones de euros, la incorporación de 24 nuevas locomotoras (que fabrica Stadler) al parque de Renfe Mercancías permitirá a la Sociedad Mercantil reforzar su compromiso de mejora de productividad con sus principales clientes.

Una de las principales características de las nuevas locomotoras de tracción eléctrica es que no van a generar emisiones de CO2 en tanto que van a circular impulsadas por energía eléctrica de origen 100% renovable. Además de ser respetuosas con el medioambiente destaca su baja agresividad frente a la vía, un bajo nivel de ruidos interiores y exteriores y ausencia de vibraciones.

Con la adquisición de estas locomotoras, que supondrán mayor capacidad de carga y mejores niveles de fiabilidad, Renfe Mercancías accederá a nuevas oportunidades de crecimiento por la posibilidad de incrementar tráficos nacionales e internacionales, lo que implicará un impacto positivo en la actividad de la compañía.

Parte de esta inversión, 15 millones de euros, se enmarca en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), financiado por la Unión Europea NextGenerationEU.

Recientemente, Renfe ha aprobado también sendas licitaciones para el suministro de 149 vagones para su área de Mercancías, por importe de 38 millones de euros, (14,5 millones financiados por el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia Next Generation de la Unión Europea), y para la implantación del sistema ERTMS en 28 locomotoras de la serie S/253, por importe de 13,5 millones.

Close