Escrito por 12:00 pm Economía

Así son nuestras empresas

Naturgy, clave en el desarrollo de gases renovables

En la planta Vila-Sana (Lleida) el biometano se produce a partir de residuos agroganaderos

Apuesta decidida por el biometano para resolver el trilema energético

por Mercedes Cobo
11 diciembre 2023

Las inversiones en generación renovable confirman el compromiso estratégico de la compañía con alcanzar una solución equilibrada al trilema energético: contribuir a la descarbonización de la economía, asegurar la seguridad de suministro y mantener un precio asequible de la energía para todos los consumidores.

En el marco de este triple reto, Naturgy tiene como objetivo jugar un papel clave en el desarrollo de los gases renovables, tanto en la producción y distribución de biometano en España en el corto plazo, como en el desarrollo del hidrógeno como vector energético que tendrá un impacto significativo en el mix energético a medio plazo.

La compañía se ha consolidado como uno de los principales promotores del gas renovable en España, con 50 proyectos en distintas fases de desarrollo

La compañía se ha consolidado como uno de los principales promotores del gas renovable en España, con 50 proyectos en distintas fases de desarrollo. 

La compañía está bien posicionada para aprovechar la oportunidad que ofrecen los gases renovables para avanzar hacia la descarbonización y está dispuesta a desplegar importantes inversiones y recursos en este negocio, teniendo en cuenta el potencial que ofrece España para su desarrollo, con 160 TWh/año, equivalente al 40% de la demanda de gas del país.

El reciente borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) ha duplicado el objetivo de producción de gases renovables hasta los 20 TWh/año en 2030, lo que demuestra su importante papel en la transición energética. El biometano es ya una tecnología madura y asequible que, adicionalmente, promueve la economía circular con la optimización de los residuos y la creación de empleo y el desarrollo de las zonas rurales.

La planta Elena (Cerdanyola del Vallès, Barcelona), produce biometano a partir de residuos sólidos municipales.

El biometano en Naturgy

Naturgy tiene una decidida apuesta por innovar para hacer realidad el gas renovable y con una definida estrategia que ya ha comenzado a materializar. Tanto es así que la compañía ha liderado la inyección de biometano, -una energía neutra en carbono-, en la red de distribución de gas de España, siendo la primera en hacerlo en su planta de Butarque, contribuyendo de esta forma a desarrollar este gas que es una de las grandes oportunidades en materia de energía renovable del país ya que contribuye a la descarbonización de todos los sectores de la economía; impulsa la independencia energética, en línea con el plan REPowerEU, al producir gas de “kilómetro cero”; mejora la biodiversidad, al valorizar residuos conflictivos en energía y en subproductos orgánicos; y contribuye a la transición justa, al reducir las inversiones necesarias para la descarbonización e impulsar la actividad económica en el medio rural, creando empleo y fijando población en la España vacía.

El biometano es un gas que se produce a partir de la digestión de residuos orgánicos por las bacterias que hay en los propios residuos y que, tras una depuración posterior (upgrading), puede inyectarse en la red de distribución de gas. La producción de biometano permite el aprovechamiento de multitud de residuos orgánicos (urbanos, lodos de depuradoras, agropecuarios o de agroindustrias), solucionando sus problemas de gestión y evitando los problemas ambientales que estos generan (emisiones difusas de metano, contaminación de aguas, daños a la biodiversidad, molestias y olores en poblaciones cercanas…). Por otra parte, en el proceso se genera un digestato que puede ser aprovechado como fertilizante orgánico, en una lógica de economía circular.

La compañía tiene un modelo de desarrollo basado en la colaboración multisectorial y las alianzas. 

La compañía tiene un modelo de desarrollo basado en la colaboración multisectorial y las alianzas. Hasta la fecha, Naturgy ha sido pionera como promotora de plantas de producción de biometano. De hecho, fue la primera en inyectar biometano en España en la red de distribución de gas y cuenta con dos de las siete plantas que actualmente están inyectando biometano en dicha red en el país. Se trata de la Unidad Mixta de Gas Renovable (A Coruña), que produce biometano a partir de aguas residuales, y la planta Elena(Cerdanyola del Vallès, Barcelona), que produce biometano a partir de residuos sólidos municipales.

Adicionalmente, la compañía tiene otra planta en construcción que inyectará biometano a la red de distribución a lo largo de los próximos meses. Es la planta Vila-sana (Lleida), en la que el biometano se produce a partir de residuos agroganaderos.

También, junto a las empresas Compost Segrià, Sitra y Servei de Gestió Ramadera, ha iniciado la tramitación de una nueva planta de gas renovable en Torrefarrera (Lleida), en una de las principales zonas de España generadoras de residuos agrícolas y ganaderos. La planta representará una inversión de 18 millones de euros.

Su quinta planta será la que construirá en colaboración con AEMA Servicios Energéticos, ubicada en el municipio valenciano de Utiel, con capacidad para producir 20 GWh anuales. La construcción del proyecto se iniciará próximamente al contar con la licencia ambiental y la de obras otorgadas por el Ayuntamiento de Utiel y conllevará una inversión de 2,7 millones de euros. Su fecha de entrada en operación está prevista para inicios de 2025.

El sexto proyecto de biometano es el que tiene previsto construir junto a Kepler en Utrera, Sevilla, que sería el primero de este tipo en Andalucía.

Además, Naturgy desarrolló un proyecto de innovación, -EDAR Butarque (Madrid)-, que fue pionero en su día, si bien no sigue en operación.

Por otra parte, Nedgia, su distribuidora de gas, cuenta con seis instalaciones de generación de biometano conectadas a su red, cuatro de ellas ubicadas en Cataluña, con una capacidad de inyección conjunta de 142 GWh/año. La planta Elena, en Cerdanyola del Vallès (Barcelona), fue la primera en inyectar a la red de distribución de gas de España gas renovable procedente de vertedero. Le siguió el proyecto Biogasnalia, en Burgos, cuyo residuo es de origen agroindustrial. En Lleida, tiene conectada la granja Torre Santamaría, que inyecta biometano con origen de residuo ganadero y, en A Coruña, la Edar de Bens, que aporta biometano procedente de aguas residuales. Recientemente, la compañía ha empezado a inyectar también en Els Hostalets de Pierola el biometano producido a partir de los residuos urbanos del depósito controlado de Can Mata.

El objetivo último de Naturgy es ayudar a sus clientes a descarbonizar su consumo energético sin que tengan que asumir costosas transformaciones.

El objetivo último de Naturgy es ayudar a sus clientes a descarbonizar su consumo energético sin que tengan que asumir costosas transformaciones, permitiéndoles utilizar el tipo de energía que mejor encaje en sus procesos productivos. Complementariamente al desarrollo de proyectos de biometano, Naturgy está desarrollando opciones para adquirir la producción de gas renovable a terceros de cara a incrementar su cartera de biometano.

A futuro, la apuesta por los gases renovables se completará con el desarrollo de proyectos de hidrógeno verde. Naturgy lleva años investigando el desarrollo del hidrógeno y está trabajado en el desarrollo de grandes hubs de producción. Se está prestando especial atención a la reconversión de las centrales térmicas de carbón en zonas de Transición Justa. El objetivo de estos proyectos es impulsar el desarrollo de nuevos mercados para consumos directos de hidrógeno verde en industria, la inyección en la red de gas para su comercialización con garantías de origen, la movilidad o la producción de derivados como el amoníaco o el metanol. Uno de los principales proyectos en marcha es el desarrollo de una planta de hidrógeno verde en La Robla (León), en el entorno de la central térmica que Naturgy clausuró en 2020. Paralelamente, la compañía trabaja también en el desarrollo de otros proyectos de producción de hidrógeno vinculados a la industria.

Naturgy afianza su compromiso con las renovables 

La compañía cuenta con una potencia renovable en operación de 6 GW, con un incremento de 730 MW en los últimos nueve meses a nivel global

Las inversiones del Grupo Naturgy durante los primeros nueve meses del año alcanzaron los 1.900 millones de euros, cerca de un 60% más que en el mismo periodo del año anterior. Un 62% se destinó al crecimiento renovable, mientras que el 29% al desarrollo de redes.

Las inversiones en renovables realizadas en los últimos años por la compañía confirman su giro estratégico hacia un mix energético más sostenible y su compromiso con la transición energética

Naturgy sigue avanzando en su compromiso con la transición energética y la descarbonización. El grupo suma una potencia renovable en operación de unos 6 GW a nivel internacional. En España, la compañía tiene una treintena de parques eólicos y plantas fotovoltaicas en construcción, que permitirán incorporar cerca de 1,5 GW de potencia instalada a la cartera del grupo a lo largo de 2024. Asimismo, prosigue con el desarrollo de varios proyectos de biometano e hidrógeno.

Adicionalmente, en el primer semestre de 2023 alcanzó un acuerdo con el fondo de infraestructuras Ardianpara la adquisición del 100% de ASR Wind, que contaba con un total de 422 MW repartidos en 12 parques eólicos en operación en España. 

Asimismo, el grupo energético ha iniciado los trámites para desarrollar ocho proyectos de almacenamiento con baterías, principalmente hibridados con plantas fotovoltaicas de la compañía en España. Estas instalaciones, con una potencia de 145 MW y una capacidad de almacenamiento de 290 MWh, contribuirán a reforzar la calidad del suministro del sistema eléctrico español y permitirán una mayor introducción de energía renovable en la red.

Naturgy trabaja en su objetivo de alcanzar la neutralidad de emisiones en 2050.

Los siete proyectos de almacenamiento hibridados se ubicarán en las plantas fotovoltaicas de Carpio, en la provincia de Toledo; Picón I, Picón II Picón III y La Nava, en la provincia de Ciudad Real; y Tabernas I y II, en Almería.

Adicionalmente, la compañía también ha iniciado los trámites para instalar un sistema de almacenamiento con baterías stand alone en Vigo (Pontevedra). Esta instalación, que estaría conectada directamente a la red, tendría 5 MW de potencia y una capacidad de almacenamiento de 10 MWh.

Extremadura

Por otro lado, Naturgy acaba de estrenar en Extremadura un parque eólico y una planta fotovoltaica que suministrarán energía renovable a 55.000 hogares

La compañía ha puesto en servicio el parque eólico Merengue II, el segundo de la compañía en Extremadura, y la planta fotovoltaica Puerta del Jerte, la segunda de esta tecnología en la comunidad. Ambas instalaciones permiten a la compañía energética sumar 80 MW a los que ya tenía en operación y alcanzar los 142 MW renovables en la región.

Las dos instalaciones, que han creado más de 860 empleos directos e indirectos, producirán más de 190 GWh/año de energía, lo que equivale al consumo eléctrico anual de 54.500 viviendas. Asimismo, contribuirán a reducir más de 120.000 toneladas de CO2 al año, lo que equivale a retirar 50.000 vehículos de la circulación durante un año. Durante la vida útil de ambos proyectos, estimada en 30 años, se evitará la emisión de más de 1,8 millones de toneladas de CO2 al año.

En España, la compañía tiene una treintena de parques eólicos y plantas fotovoltaicas en construcción, que permitirán incorporar cerca de 1,5 GW de potencia instalada a la cartera del grupo a lo largo de 2024

Canarias

Asimismo, Naturgy iniciaba en junio la operación de dos nuevos parques eólicos en Canarias. Los dos nuevos parques son Agüimes (10,75 MW), localizado en el término municipal del mismo nombre, y Camino de la Madera (9,2 MW), en Santa Lucía de Tirajana, ambos en la isla de Gran Canaria.

La construcción de los dos parques ha representado una inversión de 20,5 millones de euros y ha generado cerca de 150 puestos de trabajo, entre directos e indirectos, con la colaboración de 16 empresas de la isla.

Los parques Agüimes y Camino de la Madera producirán energía equivalente al consumo anual de más de 17.000 viviendas, y contribuirán a reducir las emisiones anuales de CO2 en 35.500 toneladas, lo que equivale a retirar cerca de 14.200 vehículos de la circulación cada año.

Adicionalmente, la multinacional energética ha afianzado su apuesta renovable en Canarias con su proyecto más reciente, Salinetas, con una inversión asociada superior a los cinco millones de euros, y alcanza los 100 megavatios (MW) de generación renovable en el archipiélago.

La planta de Salineta producirá 7,2 gigavatios hora (GWh) cada año, equivalente al suministro de 2.000 hogares canarios. Cuenta con una capacidad de 4,2 MW de potencia instalada y ha generado 20 puestos de trabajo directos e indirectos durante las diferentes fases de construcción, operación y mantenimiento.

Tras la puesta en marcha de Salinetas, la compañía prevé finalizar en los próximos meses la construcción de otros diez nuevos proyectos fotovoltaicos, que supondrán un total de 45 MW adicionales para el archipiélago. Estos proyectos fotovoltaicos se suman a los doce parques eólicos con que cuenta Naturgy en la Comunidad Autónoma, con una potencia total instalada de 94,8 MW. 

Además, Naturgy está trabajando en el desarrollo de otros proyectos fotovoltaicos y eólicos, como muestra de su compromiso con la transición energética en las islas.

Las inversiones en renovables realizadas en los últimos años por la compañía confirman su giro estratégico hacia un mix energético más sostenible y su compromiso con la transición energética. Todo ello, sin abandonar los objetivos fundamentales de creación de valor y crecimiento para cada uno de los negocios, así como los objetivos en materia de ESG.

Actualmente la compañía cuenta con una cartera de más de 195 proyectos en España, Australia y Estados Unidos.

Más presencia en Australia 
En Australia Naturgy,  a través de su filial internacional de generación Global Power Generation (GPG), puso en marcha en el primer semestre su tercer parque eólico, Berrybank 2, que le permitió alcanzar los 386 MW de potencia instalada en el país. La compañía prevé disponer de una potencia renovable operativa de aproximadamente 1 GW en 2024, con la conexión a la red de nuevos proyectos en Victoria (218 MW), el parque eólico Hawkesdale (97 MW), el parque eólico Crookwell 3 en Nueva Gales del Sur (58 MW), y el proyecto de hibridación de Cunderdin (solar de 128 MW solar y 55 MW/220 MWh de almacenamiento) en Australia occidental.
La inversión ha ascendido a 236 millones de dólares australianos (144 millones €) y evitará la emisión a la atmósfera de 390.000 toneladas equivalentes de CO2 que permitirán a Australia avanzar en su transición energética hacia tecnologías de generación más limpias.
Por otro lado, la compañía prosigue con la construcción de su primera planta solar en Estados Unidos, de 300 MW de potencia, que está previsto que entre en operación en los próximos meses. 
Close