Escrito por 8:59 am Política

Begoña Gómez: ¿última bala para Feijóo?

Inmaculada Sánchez

Nunca había ocurrido. Por primera vez la mujer del presidente del Gobierno ha sido citada por un juez como investigada por presunto delito de corrupción. En otros tiempos el escándalo sería mayúsculo y el presidente se vería abocado a comparecer o dimitir pero la beligerancia de los jueces contra este Gobierno ha desprestigiado de tal manera su función que la imputación de Begoña Gómez podría convertirse para Feijóo en una última bala tras cuyo disparo sume una frustración más a su equipaje si este domingo los españoles no envían el “mensaje” que reclama insistentemente desde el pasado julio.

Hasta el líder del PP es capaz de intuir que el ‘caso Begoña Gómez’ no es que esté ‘cogido con pinzas’ sino que está montado con unas tan endebles que podrían rompérsele en las manos. Es por ello que en Génova aún no habían activado el botón de incluirla en sus convocados a la comisión de investigación del Senado sobre el caso Koldo, pese a sus constantes amenazas al respecto. Feijóo no ha hecho ascos a tomar el camino de las denuncias infundadas en su estrategia de oposición pero sus cautelas con la mujer del presidente se han visto superadas por el entusiasmo de la ultraderecha y la colaboración de determinados jueces.

No es de extrañar que en Génova se lo piensen visto que el mayor fruto conseguido hasta ahora con el ‘ariete Begoña’ fueran los ‘cinco días de reflexión’ de Sánchez y el incremento de apoyos y adhesiones que consiguió con su amenaza de retirada. Pese a ello, el recorrido judicial de la esposa del presidente es una munición demasiado potente como para descartarla y Feijóo la ha mantenido lista y engrasada hasta que el juez Peinado ha tocado oportunamente a rebato este martes con su citación a Gómez para declarar el 5 de julio.

El titular del Juzgado de Instrucción número 41 no ha sentido pudor alguno que le impidiese adoptar una decisión tan sensible políticamente a escasos días de una cita con las urnas, como tampoco lo tuvo al admitir a trámite la denuncia del ultraderechista Manos Limpias, basada únicamente en recortes de prensa y contraviniendo la doctrina del Supremo que lo rechaza. El juez lleva camino de convertirse en todo un héroe del antisanchismo después de haber desoído también, no sólo a la Fiscalía, posicionada en contra de su instrucción, sino el informe de la UCO de la guardia civil, solicitado por él mismo a la búsqueda de pistas probatorias, que concluía negando cualquier indicio de delito en la ejecutoria profesional de Begoña Gómez.

El juez Peinado también ha sido reconvenido por la Audiencia Provincial de Madrid y se ha visto forzado a retirar de la investigación todo lo referido a la supuesta relación de la mujer de Sánchez con los directivos de Globalia y la rescatada Air Europa o, incluso, con uno de los empresarios de la trama Koldo, como elucubraban algunas de las informaciones de los digitales en los que se apoyaba la denuncia, pero ha encontrado un último hilo al que agarrarse: una carta de recomendación de Gómez de un empresario que ganó varios contratos públicos con la sociedad estatal Red.es.

Ante el despacho del juez desfilarán como testigos varios directivos de la citada entidad pública así como el empresario aludido, Carlos Barrabés, que dirige Innova Next, sociedad dedicada a servicios de transformación digital con un amplio listado de clientes públicos, entre ellos, por cierto, el ayuntamiento y la Comunidad de Madrid. Tras ellos, llegará el turno de la mujer del presidente. Todos se explicarán en el juzgado varias semanas después de la convocatoria electoral de este domingo pero la cita judicial ha colapsado los últimos días de campaña.

Feijóo había inaugurado la semana con uno de sus ya habituales patinazos preelectorales al no descartar en una entrevista una posible moción de censura contra Sánchez tras el 9-J si el “mensaje” de los españoles en las urnas era rotundo. El líder del PP volvía a enredarse con Puigdemont, el único con quien podría triunfar la moción, justo cuando las encuestas le siguen augurando una victoria el 9-J pero con menor distancia frente al PSOE, y ello pese a Koldos, amnistías y el sin fin de concentraciones convocadas por el PP. ¿Momento, pues, de usar la ‘bala Begoña’? Un juez llamado José Luis Peinado ya la ha disparado por él. Y Sánchez ya la ha respondido con otra ‘carta’. En pocos días veremos si los daños son mayores para el PSOE o para el PP.

Close