Escrito por 11:32 am Política

El Círculo Cívico de Opinión, ideólogo del Ibex, ataca a García Ortiz, Conde Pumpido, Carmen Calvo y Miguel Ángel Oliver, entre otros cargos públicos…

José García Abad

La llamada Administración del Círculo Cívico de Opinión, una plataforma, crema de la meritocracia conservadora hispana, de la que nadie da la cara como directivo, una organización generosamente financiada por grandes empresas, como Iberdrola, Repsol, banco Santander, El Corte Inglés, entre otros, ha emitido un documento que no firma persona alguna, titulado “Seis nombramientos claves. Otra prueba de calidad democrática”.

Previene el Círculo que durante la actual legislatura vencen los mandatos de los titulares de varias entidades que forman parte del denominado sector público institucional y plantea su desconfianza de que este Gobierno nombre a las personas adecuadas. Se refiere a los nombramientos del   gobernador del Banco de España, a los presidentes de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, de la Agencia Española de Protección de Datos y del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno.

El Círculo aprovecha para criticar los nombramientos del  fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz; del presidente del Tribunal Constitucional, Cándido Conde Pumpido; el de la Agencia Efe, Miguel Ángel Oliver;  la presidenta del Consejo de Estado, Carmen Calvo; con alusiones a “determinadas embajadas de carácter estratégico” y “a la dirección de empresas públicas” que no concreta pero que son obvias.  

La Administración del Círculo de Opinión justifica su andanada contra estos altos cargos y contra otros que no menciona pero que pueden darse por aludidos, como el presidente del CIS José Félix Tezanos, como advertencia “sobre el vencimiento de sus mandatos y sobre los nombramientos subsiguientes”. Expresa su preocupación, que asegura está ampliamente compartida, “ante el sesgo partidario de importantes designaciones del Gobierno no compatibles con los requisitos de competencia, experiencia, independencia de criterio y apariencia de imparcialidad exigibles”. 

El Círculo Cívico de Opinión, sostiene que “las tendencias clientelares del actual Gobierno de coalición —más intensas que en otras situaciones pretéritas— se han hecho también evidentes en la reciente designación para cargos relevantes de personas de la íntegra confianza del partido gobernante y de su presidente, sin consideración en muchos casos de su idoneidad objetiva para desempeñarlos”.

Un círculo no neutral

El Círculo Cívico de Opinión, se constituyó en 2011 como “foro de la sociedad civil, abierto, plural e independiente, alejado de los partidos”, pero, asegura que “no neutro, y menos neutral”. Explican que su objetivo es ofrecer un vehículo para que grupos de expertos puedan identificar, analizar y discutir los principales problemas y dilemas de la sociedad española. 

Entre sus socios, donde predominan los catedráticos,  se encuentran: Fernando Becker, de Economía Aplicada; Victoria Camps, de Filosofía Moral y Política; Francesc de Carreras, de Derecho Constitucional; José Luis García Delgado, de Economía Aplicada; Emilio Lamo de Espinosa, de Sociología; Antonio Llardén, de Enagás; Santiago Muñoz Machado, de Derecho Administrativo; Elisa de la Nuez, Abogada del Estado, Secretaria General de la Fundación Hay Derecho; Javier Rupérez, Embajador de España; José Manuel Sánchez Ron, Catedrático de Historia de la Ciencia; José Juan Toharia, de Sociología; Fernando Vallespín de Ciencia Política, entre otros. Un amplio ramillete de flores conservadoras con unas escasísimas de color rosado que les permita presumir de florero plural. 

Por cierto, una de estas últimas, la de Antonio LLardén, presidente de Enagás, aseguró, cuando el Círculo publicó un informe demoledor contra el ministro Escrivá, que se había dado de baja del Círculo hace tiempo.

Close