Escrito por 4:47 pm Prensa

El nombramiento de Cristina Garmendia para suceder a Borja Prado garantiza una Telecinco menos derechista

Cristina Garmendia. Foto:Gustavo Valiente / Europa Press

Luis García Cañuelo

El cese de Borja Prado como presidente de Mediaset a finales del pasado año y el nombramiento de Cristina Garmendia para sucederle el pasado 22 de mayo ha rematado la operación de Pier Silvio Berlusconi, hijo de ex primer ministro italiano fallecido Silvio Berlusconi, apoyado por el italiano  Alessandro Salem, consejero delegado de Mediaset, para centrar políticamente a Telecinco rescatándola de las maniobras de Prado, situado en las proximidades de José María Aznar, muy beligerante contra el gobierno Sánchez. De hecho, la compañía italiana le había relegado a la presidencia no ejecutiva, dedicándole a las relaciones corporativas. 

“Soy demócrata, liberal, de centro derecha moderado” se definió en una charla con el director de Ojo Avizor, José García Abad. De centro derecha moderado, nada. De hecho, comulga con la línea de José María Aznar a quien hizo consejero de Endesa, la compañía que Prado presidió más años que ningún otro, con exclusión del fundador de la misma, Feliciano Fuster, que la dirigió desde 1984 a 1997.

Apostó por Ana Rosa Quintana

Prado apostó por Ana Rosa Quintana, en una línea extremadamente derechista cuya animadversión hacia el gobierno de Pedro Sánchez es sobradamente conocida. 

En realidad, la caída de la audiencia de la cadena, pisada por Atresmedia, fue la razón fundamental de la caída de Borja Prado pues los herederos de Berlusconivaloran los beneficios por encima de la política. La cadena aseguró que estaba tratando de dar un nuevo rumbo a Telecinco y cambiar su imagen alejándose de programas como ‘Sálvame’ y sus formas de entretenimiento.

El consejero delegado, Salem, prometió en una entrevista en “El País” que “no habrá política” en la franja vespertina y que se aplicará el código ético que prohíbe los comentarios políticos en los formatos de entretenimiento. “Será – aseguró – un programa alegre y de buen rollo”.

El nuevo rumbo lo encarna Cristina Garmendia (San Sebastián, 62 años), consejera independiente de Mediaset, por tanto alguien de la casa, que fue ministra de Ciencia e Innovación en el gobierno de Zapatero como independiente. Garmendia es doctora en Biología Molecular, empresaria y presidenta de la Fundación COTEC para la innovación. Una decisión inteligente de Berlusconi hijo.

Close