Escrito por 1:41 am Política

El panteón de los ilustres ganadores


por Ignacio Vasallo


Tras la fallida investidura Feijóo ha obtenido un espacio en el panteón de los ilustres ganadores .

Allí rinden homenaje a los distinguidos políticos que ganaron elecciones, pero no pudieron acceder al gobierno . 

Lo inauguró en 1824 el populista americano Andrew Jackson que ganó, con gran diferencia, el voto popular pero no se hizo con la presidencia. 

Menos suerte tuvo Samuel Tilden, aspirante demócrata que consiguió, en 1876,  más del 50 % de los votos, pero no pudo evitar que fuera elegido el republicano perdedor , que consiguió un voto más en el colegio electoral . 

Solo 12 años después, en 1888, ocupó su plaza en el panteón el demócrata Grover Cleveland, presidente saliente, que conquistó el voto popular pero no pudo acceder al sillón presidencial.

Ningún político estadounidense de renombre consiguió un espacio a lo largo de todo el siglo XX. Tenemos que esperar al año 2000 para que otro ilustre, el vicepresidente Al Gore,  consiguiera su espacio tras ganar las elecciones pero no obtener el consiguiente apoyo del colegio electoral, frente al otro candidato que contó con la ayuda del Tribunal supremo y de su hermano, joven gobernador de Florida, donde todo se decidió.

El último gran político americano que logró un nicho fue Hillary Clinton en el 2016, que sacó 3 millones de votos más que quien se sentó en el sillón en la Casa Blanca.

La sala dedicada a los  “primos“ del Reino Unido tiene menos ocupantes. El más distinguido es Clement Attlee, líder del partido laborista que ganó las elecciones del 1945 al héroe de la guerra por 393 diputados a 216 , le volvió a derrotar en 1950, pero ya solo con una diferencia de 5 y las ganó de nuevo, en voto popular,  en  1951 pero el de Blenheim logró formar gobierno, al conseguir más diputados .

En la sala escandinava brilla uno de los políticos europeos más destacados del siglo XX: Olof Palme que venció en todas las elecciones a las que se presentó como líder de los socialdemócratas. A pesar de conseguir 16 puntos más que su principal oponente   en 1976 y   23 en 1979 no consiguió formar gobierno en ninguna de las dos ocasiones.

Menos brillo tiene su sucesor al frente del partido Ingvar Carlsson que superó  por 15 puntos en las elecciones del 91ª quien, finalmente,  ocupó el despacho asignado al primer ministro en el palacio de Rosenbad (baño de rosas).

Como no podía ser de otra manera en ese país tan igualitario, también hay un lugar dedicado a una mujer: Magdalena Andersson que, en las elecciones de septiembre del 2022, aventajó por 10 puntos al segundo, pero tuvo que desalojar su oficina en el citado palacio.

La sala nacional española estará vacía hasta que Alberto Nuñez Feijóo ocupe el espacio que le está esperando.

Sin embargo, en los sótanos, el área dedicada a los políticos regionales y locales está saturada:  Esperanza Aguirre, ganó las elecciones regionales en el 2003 pero no pasó de ahí . Salió del mausoleo para las municipales del año 2015 , que volvió a ganar, pero tuvo que regresar.

Pronto tendría compañía. En las municipales y regionales de las 2019 personalidades tan distinguidas como Ángel Gabilondo y Manuela Carmena obtuvieron cada uno su espacio tras ganar sus respectivas elecciones, pero no conseguir los apoyos necesarios para obtener la presidencia de la Comunidad o la alcaldía.

Los personajes que fueron enviados al panteón en las elecciones locales de mayo de este año no son del mismo nivel, pero también tienen derecho al reconocimiento: el extremeño Fernández Vara y el canario Ángel Víctor Torres que ganaron, pero no gobiernan. También tiene su lugar una nueva estrella política Oscar Puente, uno de los múltiples vencedores en ayuntamientos que no han podido llegar a dirigir.

Los tres han sido enviados al “ limbo “ del parlamento a la espera de que cambie la situación en el sentido que sea.

Hay muchas lapidas borrosas de políticos regionales alemanes a las que nadie saca brillo.

Como es lógico existe un apartado dónde reposan los políticos catalanes. Lo inauguró Inés Arrimadas, aunque sea de Jerez, en el 2017,ganadora pero perdedora. Su primer acompañante fue Salvador Illa que, en el 2021 hizo el mismo recorrido. El ultimo ilustre político catalán que encontró un hueco  ha sido el eterno Xavier Trías que no estaba muy contento cuando le enviaron : “ que us bombín a tots “, es decir que os zurzan a todos  exclamó mientras se resistía inútilmente.

Y es que todos saben lo difícil que es salir del panteón con éxito.

Lo consiguió Andrew Jackson y también Cleveland que incluso ha pasado a la historia como el único político americano que obtuvo dos mandatos no consecutivos. También Palme un par de veces. Lo puede conseguir Salvador Illa y poco más. Los demás insignes son conscientes de que ya no saldrán del panteón de los ilustres ganadores.

Close