Escrito por 4:06 pm Casa Real, Ojo Avizor

El Rey enmienda al Emerito frente a sus amigos regatistas navegando en el “Aios”, un barco de la armada… pero mantiene la Corte de Mallorca

Por José Garcia Abad


El rey tiene, por exigencia de su papel en la monarquía parlamentaria, muy limitadas sus acciones políticas. La cosa se le complica cuando sus acciones tienen que ver con su padre, como cuando tomó la decisión de afear su conducta, suprimirle el sueldo y, de hecho, desahuciarle de su vivienda en el palacio de la Zarzuela.

También se había manifestado Felipe VI frente a la opción del emérito de continuar con las viejas amistades regatistas como el empresario farmacéutico catalán José Cusí (Barcelona, 1934) de 89 años, cuatro más que el emérito,  armador de los numerosos Bribón, con el que Cusi y el rey obtuvieron grandes éxitos. 

O con Pedro Campos Calvo Sotelo, presidente del club náutico de Sanxenxo quien, con su esposa, Cristina Franze recibió a Juan Carlos el 19 de mayo de 2022 en el aeropuerto de Vigo en su polémica visita a España tras dos años de estancia en Abu Dabi. Fue su anfitrión, el monarca se alojó en su chalé de Sanxenxo. Campos, uno de los que más regatas ha compartido con el rey, fue presentado a este por Cusi en el Godó a finales de los ochenta.

De este clan de regatistas se ha distanciado ostentosamente el rey Felipe, empujado por la reina Letizia y aconsejado por el secretario del rey, Jaime Alfonsín, como una muestra más de su nuevo estilo. 

Ahora Felipe según cuentan Daniel Forcada y Alberto Lardiés, autores del libro “La corte de Felipe VI”, solo compite con los barcos de la Armada, el Aifos (Sofía al revés), “Un barco un poco antiguo con el que no se puede ganar la Copa del Rey ni en broma”, advierten en el entorno del Club Náutico, que aplauden sin embargo esa decisión de alejarse de los patrocinios endiablados. 

Versión que, como señalan Daniel Forcada y Alberto Lardiés en su libro, corrobora orgulloso Rodríguez Toubes [el almirante Jaime Rodríguez- Toubes, presidente de la delegación de vela de la Armada]: “En la Armada navega muy cómodo y nadie puede achacarle que lo haga porque somos Estado y no representamos a ninguna entidad comercial o bancaria”. 

En el Aifos ha competido el rey este verano en la Copa del Rey que patrocina la compañía de seguros Mapfre en la bahía de Palma. Por cierto: ¿hasta cuando se va a admitir el patrocinio privado del rey.

Pero mantiene la corte de Mallorca

Todo muy coherente, menos el hecho de mantener la corte veraniega de Mallorca, aunque tratando de reducir su tradicional parafernalia, simbolizada por el palacio de Marivent, (mar y viento en mallorquín) donde el 4 de agosto de 1973, durante el franquismo, pasaron sus vacaciones los entonces príncipes de España, Juan Carlos y Sofía.

Marivent se convirtió en la corte de verano donde los reyes Juan Carlos y Sofía recibieron a Carlos, príncipe de Gales junto a su entonces esposa Diana; al rey de los belgas Balduino y su esposa Fabiola; el presidente norteamericano Bill Clinton y su esposa Hillary; George Bush padre; Mijail Gorbachov; Michel Obama; y Hugo Chávez entre otros.  

Ya rey, Felipe VI en 2014, mantuvo la opción de Mallorca como corte veraniega, la tradición fotográfica en los jardines de Marivent, al tiempo que abría al público una parte de los jardines de palacio. En este lugar la reina Letizia, acompañada de la emérita Sofía recibían el pasado año y este a las autoridades baleares y a “representantes” de la sociedad civil.

Lo más destacado por su relevancia política es la ceremonia de la recepción a los presidentes del Gobierno, interrumpida este año con un Pedro Sánchez en funciones que tendrá ocasión de despachar con el monarca en la Zarzuela. Está por ver si el despacho en Marivent de los presidentes se mantendrá en el futuro, lo que indicará hasta que punto ha cambiado el estatus de lo que hemos designado como corte de verano.

Close