Escrito por 12:09 pm Prensa

EN INOLVIDABLE RECUERDO DE ENRIC SOPENA

Constato con inmenso dolor, con fatal incredulidad, pues uno se resiste a creer que pueda abandonarnos una parte de nuestro propio ser, que haya fallecido Enric Sopena, amigo del alma y comulgante durante medio siglo en nobles causas, un ejemplo de bondad y firme compromiso con nobles causas. Un consagrado y reconocido maestro de periodistas, como mostró en prensa, radio y televisión. 

Le conocí en la revista Doblón, resistente frente al franquismo – en los finales de la década de los setenta, cuando vivía Franco, valga la aclaración – una revista que sufrió numerosos secuestros gubernamentales donde yo era subdirector a las órdenes de José Antonio Martínez Soler, secuestrado y torturado por ultras de la Guardia Civil, y donde Enric nos escribía desde Cataluña. 

Mas tarde, ya en los años ochenta, cuando Enric era director de informativos de RTVE colaboré con él dirigiendo, con plena libertad, en la proximidad de la entrada de España en las Comunidades Europeas, un programa denominado: “En el umbral de Europa”.

Enric estaba dotado del don de una pluma admirable por su precisión y un amable pero penetrante humor, de la que disfrutamos cada semana sus compañeros en la revista “El Siglo”, que fundé. 

Colaboré, también, con Enric Sopena en “El Plural”, fundado por Sopena, el diario digital sabiamente plural dentro de la izquierda pues Enric se definía como yo, sin caer en contradicción de términos: “independiente de izquierdas”. Por ese orden. 

Un periódico, “El Plural” que, a pesar de las dificultades de la prensa decente, disfruta de buena salud, de la que finalmente se le ha negado a su fundador.

José García Abad

Close