Escrito por 9:35 am Política

Escucha Europa

Se ha celebrado en Bucarest el congreso del Partido Popular Europeo donde Núñez Feijóo ha hecho campaña contra el gobierno español y la ley de amnistía

En el reciente congreso del Partido Popular Europeo en Bucarest Alberto Núñez Feijóo se dirigió, en español, al plenario para denunciar al gobierno de su país : “ Hay un gobierno que va a dejar impunes, delitos gravísimos contra el corazón de la Unión Europea”.

Fue un llamamiento a Europa para que le ayuden a derrocar al gobierno español por cualquier medio posible siguiendo las instrucciones de Aznar.  Europa oye, pero no escucha . El único dirigente que siguió por ese camino fue el presidente del PPE, Manfred Weber, quien declaró que ”Sánchez y los socialistas deberían sentir vergüenza por lo que están haciendo. Sánchez es una marioneta de Puigdemont”.

Palabras inapropiadas que ponen al descubierto, una vez más, la predisposición de algunos alemanes a usar un lenguaje prepotente y a veces condescendiente  cuando se refieren a los europeos del sur: los Südländer.  Con Sánchez prepotente, con Feijóo condescendiente :”como no sabe inglés me necesita para que su mensaje llegue a los medios y de paso aprovecho para dar la lección de cada día, seguro que pensó“.

Solo Manfred Weber recogió esa petición en su discurso

Nuñez Feijóo y Manfred Weber. /foto EuropaPress

Ni los asistentes ni los medios se dieron por enterados. Ningún otro orador hizo mención del asunto español. Los asuntos destacados fueron: la difícil situación de Ucrania y la debilidad de Europa en esa guerra, la gestión de la inmigración y la relación con la extrema derecha. La decisión más importante fue la elección de Úrsula Von der Leyen como Spitzenkandidatin de los populares y en consecuencia favorita en las elecciones de junio. En el comunicado final recogen una resolución, redactada por la delegación española, que condena la impunidad para los delitos relacionados con el secesionismo que no ha tenido eco en los medios europeos. 

Es difícil que esa condena sea aceptada por los gobiernos que controlan, con el apoyo de partidos centristas, y que estos influyan en la Comisión para intentar que la ley de la amnistía descarrile.

Los gobiernos no influirán en la Comisión para intentar parar la ley de amnistía

 A pesar de ser el partido más votado en las últimas elecciones y de esperar volver a serlo en las próximas, la situación de los populares es complicada. 

Están en la oposición en Alemania, como en España,  débiles en Francia y residuales en Italia como socios menores del gobierno. 

Gobiernan en Irlanda,  donde su primer ministro Leo Varadkar no puede oponerse a una amnistía como la española por razones históricas. También lo hacen en Polonia, tras desbancar a la extrema derecha   dirigidos por Donald Tusk, que pertenece a la minoría casubia de Dantzig . Desde el primer momento se manifestó en contra de los pactos de gobierno PP- VOX . Huye de cualquier posicionamiento que huela a represión de una minoría que le trae recuerdos de épocas pasadas que es mejor olvidar.

En Grecia el exitoso Kiriakos Milsotakis quiere aparecer como centrista y evita este tipo de disputas. En el norte, tanto Ulf Kristersson en Suecia como Petteri Orpo en Finlandia,  a pesar de los apoyos de la derecha extrema-más templada allí arriba –  prefieren el dialogo  y no quieren ver a políticos en la cárcel, sea cual sea su culpa   y en Holanda seguimos sin gobierno precisamente porque los partidos de centro derecha se niegan a apoyar a Geert Wilders por el carácter populista de su” partido por la libertad “, mientras tanto Mark Rutte sigue al frente y confía en ser nombrado secretario general de la OTAN, cargo que exige unanimidad, por lo que evita los líos . En Croacia y Lituania quieren olvidar conflictos recientes que están en el origen de su nueva existencia y en Portugal ni la izquierda ni la ganadora derecha, pueden condenar una amnistía por delitos cometidos durante un intento de secesión de España. El aval de la Comisión de Venecia a la amnistía, aunque con reparos al procedimiento, ha despejado las dudas que pudieran tener algunos .

Ningún gobierno quiere romper el” statu quo” por lo que las reclamaciones de los independentistas y los contrarios a la ley de amnistía para que intervenga la comisión no serán atendidas

Weber, que no hizo carrera en Alemania -ni siquiera llegó a concejal- quiere obtener el apoyo de los dos grupos a su derecha: Conservadores y Reformistas, presididos por Meloni, del que forman parte Vox y el PIS polaco e Identidad y Democracia de Alternativa por Alemania y   Ressemblement National de Marine Le Pen, para imponer su agenda. Su principal aliado es el Partido Popular español. Por otra parte, Von der Leyen con el apoyo de Tusk   y otros lideres moderados está más preocupada por el asenso de la extrema derecha, a pesar de sus guiños con Meloni. Necesitará apoyos externos para su reelección . 

En medio de este difícil equilibrio, primero dentro de cada uno de los partidos que integran el grupo ,luego dentro de este y, finalmente, entre los distintos partidos que forman parte de la Comisión nadie quiere cambios en el” statu quo” que inevitablemente suponen un riesgo, por lo que cierran los oídos a las peticiones de los independentistas catalanes, pero tampoco quieren entrometerse en los conflictos internos de un país y además la justicia es competencia de los estados .

En sus cinco años y medio de gobierno Pedro Sánchez ha establecido buenas relaciones personales con la mayor parte de los dirigentes europeos que querrán oír su opinión.

Por otra parte, Pedro Sánchez, en los cinco años y medio que lleva como presidente del Gobierno ha tejido una eficaz red de relaciones personales y políticas con los principales gobernantes europeos de distinto color político,  que buscarán su opinión antes de recomendar decisiones que afecten a nuestro país .

Ignacio Vasallo

20 marzo 2024

Close