Escrito por 1:53 pm Prensa

Espacios comunes de consenso: otra forma de hacer política


El artículo de oro

Hemos seleccionado como artículo de oro de esta semana el escrito por Jesús Lizcano en “El Imparcial” del pasado 23 de septiembre. 

Nuestro país necesita con urgencia un mayor nivel de diálogo y de consenso entre las formaciones políticas que representan a los ciudadanos, los cuales se encuentran cada vez más cansados y son más escépticos respecto a esa clase política. Frente a la polarización crispación política actuales se hace necesaria una nueva forma de hacer política, una Política con mayúsculas, mediante la búsqueda y creación de unos Espacios comunes de consenso en torno a temas fundamentales y mayoritariamente demandados por los ciudadanos, y que los políticos lleguen a ser conscientes de los muchos aspectos que deberían mejorar en nuestra sociedad y de los cuales vienen haciendo oídos sordos y por tanto ninguneando a los ciudadanos de este país.

Se hace así necesario dialogar de una forma firme y transparente y acordar un conjunto de medidas que pudieran marcar un cierto Suelo político aceptable por los dos Partidos mayoritarios de este país -o más partidos- de forma que en todas sus estrategias y actuaciones pre o postelectorales, pudieran aceptar, defender, o al menos apoyar implícitamente mediante votos favorables o al menos abstenciones esos espacios comunes de consenso que supusieran unas líneas rojas mínimas, a las que se pudiesen comprometer, tanto estando en el gobierno como en la oposición, y teniendo en cuenta que entre ambos formarían una mayoría absoluta muy holgada en cualquiera de las eventuales votaciones, no dependiendo así de los extremos políticos.

Se trata, en resumen, de crear unos cortafuegos políticos a través de esos Espacios comunes que permitiesen combatir los radicalismos y extremismos políticos, evitando la posibilidad de que estas posiciones ideológicas extremas se impongan a la voluntad de una gran mayoría moderada de los ciudadanos, e impidiendo así que el devenir de una sociedad se pueda condicionar y vincular a las condiciones de unas minorías (sean del signo político que sean) que suponen un porcentaje pequeño de la población y de los escaños parlamentarios, y ello por la simple aritmética parlamentaria y sobre todo por la pasiva actitud de los partidos mayoritarios que son incapaces de dialogar y llegar a acuerdos sobre los temas más importantes y firmemente demandados por una gran mayoría de los ciudadanos.

En este contexto político la sociedad civil está llamada a proponer desde la objetividad y el interés social propuestas constructivas que puedan llegar a considerarse en algún momento por los representantes políticos, de cara a poder salir de este impasse realmente negativo para la sociedad. Nos permitimos a continuación recoger algunas de las propuestas de Acuerdos o medidas de Estado formuladas por el Observatorio multidisciplinar de análisis científicos y sociales (con más de un centenar de miembros pertenecientes a universidades, ONGs centros de investigación, etc.), como son los siguientes:

-Acuerdo sobre Sanidad: Asegurar la calidad y sostenibilidad del Sistema sanitario de salud, estableciendo unos niveles de recursos mínimos y necesarios en todo el territorio nacional, tanto en personal sanitario como en instalaciones y dotaciones en los centros sanitarios, así como aumentar progresivamente las dotaciones presupuestarias para alcanzar en un plazo máximo de cinco años el nivel medio europeo a este respecto.

 Educación y Ciencia: Acuerdo entre los Partidos para buscar y publicar una serie de materias educativas comunes que resultasen asumibles por el conjunto de las ideologías y representantes parlamentarios, de cara a evitar el partidismo y la continuada sucesión en este país de distintas Leyes de educación en función del partido que gobierne en cada momento. E incrementar en un plazo máximo de cinco años los recursos en investigación y ciencia hasta el 2 % del PIB.

– Justicia: Compromiso para la despolitización en la elección de los miembros de los órganos constitucionales, y de los organismos creados con idénticos fines en Comunidades autónomas, así como consensuar un incremento notorio del número de jueces y fiscales en un plazo máximo de cinco años, hasta alcanzar un nivel por habitante similar al promedio de los países más avanzados de nuestro entorno.

 Economía y sostenibilidad: Consensuar un impulso significativo de la Economía circular en la producción y el consumo, de cara a mejorar la sostenibilidad ecológica, así como acordar, de cara a la transparencia y la participación social, la publicación detallada y actualizada (en una única web centralizada) del destino y seguimiento de cada uno de los proyectos y actividades financiadas con los Fondos Next Generation que está recibiendo España.

Integridad y lucha contra la corrupción: Consensuar las necesarias actuaciones normativas y de gobernanza para asegurar en nuestra sociedad unos mínimos niveles éticos, de integridad y de lucha efectiva contra la corrupción.

– Respeto a la Diversidad social: Reconocimiento de libertades y preservación de derechos igualitarios para el colectivo LGTBI.

 Equidad territorial: Medidas legales e institucionales para preservar la equidad financiera y fiscal entre Comunidades Autónomas.

Si los Partidos políticos mayoritarios fueran en algún momento capaces de dialogar y ponerse de acuerdo en al menos algunas de estas medidas, ello representaría un importante avance respecto a la varada y muy mejorable realidad política actual.


Jesús Lizcano Álvarez . Catedrático emérito de la Universidad Autónoma de Madrid

Académico de la Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras

Cofundador y Expresidente de Transparencia Internacional España

Director de la revista Encuentros Multidisciplinares

Close