Escrito por 4:53 pm Política

Feijóo no sabe negociar

Inmaculada Sánchez*

El inesperado enredo en el que se ha metido Alberto Núñez Feijóo en la recta final de las elecciones gallegas a cuenta de sus contactos e intenciones con los independentistas catalanes ha evidenciado una de las principales carencias de su liderazgo: el olfato, la discreción y la cintura para poder negociar. Sin esas cualidades las posibilidades del gallego para llegar a La Moncloa se presentan cada vez más lejanas.

Porque es evidente que hay que hablar con Junts y con ERC. Sus diputados representan a decenas de miles de ciudadanos catalanes que no se van a volatilizar por mucho que el PP o Vox lo deseen o porque su principal dirigente, con domicilio en Waterloo, nos caiga mal. Y claro que hay que explorar posibilidades de perdón penal para que el desgarrador conflicto que estalló en 2017 en Cataluña discurra de nuevo en el pacífico y democrático escenario de la política. También es necesario reconocer que nos jugamos mucho todos los españoles si no encontramos un camino para la reconciliación entre independentistas y no independentistas.

Saludo conocer que en la sede nacional del PP y en el equipo más cercano a Feijóo exista quien contó y argumentó ante 16 periodistas de muy diferentes medios e ideologías que su líder exploró la eventualidad de una amnistía, aunque 24 horas después la desechara. Que no tiene descartada la herramienta del indulto si se dieran determinadas condiciones. Y, sobre todo, que sabe que es imperativo un reencuentro con Cataluña para el futuro de España.

En realidad, los mensajes a la prensa de esa ‘alta fuente del PP’ serían una buena noticia para la normalización y la gobernabilidad del país si no hubiera salido inmediatamente en tromba el auténtico rostro de la derecha española a dejar claro al gallego que el sillón de Génova no es para melifluos.

Aunque todo tipo de portavoces, dirigentes y barones del partido, seguidos por el aturdido Feijóo, han intentado retorcer la información, hasta desacreditando su literalidad, y explicar que no se quiso decir lo que se dijo, quien, como siempre, no ha desaprovechado la oportunidad ha sido la presidenta de la Comunidad de Madrid.

Isabel Díaz Ayuso ha sido la más tajante. Después de acusar a la prensa, a la izquierda y al gobierno de crear ruido para embarrar la campaña gallega ha señalado que ella no es partidaria de ningún indulto bajo ninguna condición y que ella, con Junts, “ni a la vuelta de la esquina”.

Este domingo Núñez Feijóo ya se jugaba mucho en las elecciones gallegas al tratarse de la primera cita con las urnas después de la decepción del pasado julio y tras haber apostado por convertirlas en un aval a su estrategia de acoso y deslegitimación del Gobierno con una campaña en clave nacional. Después del ‘desliz’ catalán con los periodistas la hipótesis de perder la Xunta, remota pero posible según las últimas encuestas, se convertiría en un auténtico tsunami para Génova y quienes ocupan sus despachos. 

Periodista. Exdirectora de EL SIGLO (2011-2023), colaboradora y analista política en TVE, Telemadrid, 20Minutos y otros medios.

Close