Escrito por 10:38 am Economía

José Elías a la salida del despacho

Un millonario que se esconde en la sobre exhibición

Por José Sanuy

En realidad es difícil saber lo que hace Francisco José Elías Navarro a la salida del despacho. Es tan listo que esconde su vida personal tras una cobertura de sobre exhibición, tras un telón de acero interpuesto entre su persona y la curiosidad pública que generan los millonarios. 

Reitera que es un millonario con mentalidad de pobre pero no un pobre millonario. Vive alejado del círculo de los otros ricos, pero admira a Florentino Pérez y a Isidro Fainé que nació pobre.

Los pocos detalles que conocemos, como lo del Ferrari, están al servicio de la imagen que se fabrica, la de millonario con mentalidad de pobre. Es, desde luego, una sobreexposición limitada, perfectamente controlada, con una presencia muy activa en redes sociales como YouTube y TikTok donde explica lo listo que es ganando dinero, pero raramente admite entrevistas periodísticas.  Su canal de YouTube, creado a finales de agosto del pasado año, tiene más de dos millones de espectadores y en TikTok consigue más de 15.000 seguidores.

Periodistas extorsionadores

Cuenta que un periodista le chantajeó exigiéndole que si no le daba publicidad para su medio contaría un secreto perjudicial para su imagen.  Lo cuenta en una entrevista realizada por María Fernández en El País del 24 de abril de 2023: ”Tuve la desgracia de que algunos periodistas son unos extorsionadores. Algunos periodistas, si no les pones publicidad, amenazan con hablar mal de ti, sea verdad o mentira. Eso cuando estás fuera del circuito crees que es impensable, pero cuando estás dentro lo ves. Sacaron unas fotos de mi Instagram. Es la foto en la que salgo junto a un helicóptero y un Lamborghini. Por mi forma de ser no iba a pagar nunca. Lo filtró el único periodista que tenía acceso a mi cuenta de Instagram, que es privada, sé quién ha sido”. 

Cuando María Fernández le replicó: “Ha dicho que la exposición pública le ha perjudicado. ¿Por qué me ha dado esta entrevista? Elías explicó: “Creo que será la última que dé. Me ha ido tan bien no salir en ningún periódico este año…” 

En todo caso es muy selectivo y estuvo encantado de que le entrevistara Jordi Évole. Según cuenta este, la charla, transcurrió en varias estancias de la mansión de Elías, hasta que llegaron a una cocina en la que un japonés les servía sushi preparado al momento. “Esto parece un sueño” decía Évole y el entrevistado se reía. Así fueron relajándose, hasta que el empresario confesó lo que pensaba sobre la carrera de periodismo: “A un ingeniero en la facultad le enseñan a hacer cálculos, pero a un periodista, ¿qué le enseñan?”. A lo que Évole respondió: “Hostia tío, nunca nadie había sido tan faltón”.

Aseguró que sus amigos son los de siempre, pero que evidentemente disfruta del dinero que tiene. Se confiesa “sociata, algo rojillo”. Siempre lleva la sudadera de la ONG. Cree que en España no hay cultura empresarial y de emprendería. Disfruta creando riqueza y puestos de trabajo porque mejora la sociedad que le rodea. Espera que se valore su labor para recuperar empresas para España, como la compra a un fondo inglés, de la empresa de congelados, catalana en origen, “La Sirena”. «Antes la dirección y la sede estaba en Londres y ahora está aquí, ha vuelto aquí”.

Cambió su nombre

 De su vida privada sabemos bastante de su origen pobre, aunque pocos saben que en realidad Francisco José Elías se llamaba al nacer José Barrios y Otilio. Durante la mayor parte de su vida ha sido Pepe Barrios, apellido de una pareja de su madre, pero en 2016, cambió su apellido por el de su padre tal como había prometido a este.

Así lo explicaba José en “El Larguero” de la Ser: “Es una historia larga y un poco curiosa. Mi madre era mujer separada, algo muy mal visto en 1976. Tengo cuatro hermanos por parte de madre. Mi padre era viudo y yo tengo una hermana por parte de padre. Mis padres tenían la típica relación de amor odio: no puedo vivir contigo, ni sin ti. En una de estas, tuvieron una discusión y mi padre me llevó con él. Fue bastante peculiar la situación. No me habían inscrito en el registro civil y cuando pasó este percance, entonces me inscribieron en dos registros diferentes: el de Barcelona y el de Badalona. Se dio la paradoja que yo tenía dos partidas de nacimiento. Mis padres se reconciliaron, todo fue bien, pero crecí siendo José Barrios y me hice el DNI así”.

“En el colegio me conocían como José Barrios. Con 23 años, cuando mi padre falleció, quería a mi padre con locura. Le prometí que retomaría su apellido. Me costó 16 años recuperarlos, hasta los 39 años, pero un juez me puso el apellido Elías, del que estoy muy orgulloso”

Nació en un barrio obrero de Badalona

Nació Francisco José en el barrio de San Cristo de Casa Cabañas de Badalona en 1976, tiene pues 47 años. Cuenta que sus padres se sacrificaron para que estudiara en los maristas de esa ciudad, que Vivió de pequeño, cuando tenía 8 o 9 años, en una caseta de lata, un contenedor de buque de carga, que su madre le bañaba calentando ollas en la estufa de leña; que con 15 años hizo sus primeros trabajos en el comercio de artículos de estraperlo.

Estudió ingeniería técnica industrial en la Universidad Politécnica de Cataluña y que al salir de la universidad y después de trabajar dos años en el Ayuntamiento de Rubí, se adentró en el mundo de los negocios y se casó con Yaiza Canosa con quien tiene tres hijos. Se siente “muy poligonero”. 

De su dimensión de rico sabemos que tiene una ostentosa mansión en Tiana, municipio próximo a Badalona, con dos plantas, pista de pádel y piscina. Mansión cuya construcción le llevó a tener problemas legales con el ayuntamiento de esa localidad, que el año pasado amenazó con multarle por un valor de 1’5 millones de euros por incumplir la licencia municipal de obras.

De los más ricos de España pero con fortuna decreciente

Sabemos por Forbes, que es uno de los más ricos de España. Aparece por primera vez en su lista de 2021 en el puesto treinta entre los cien más ricos de España, con un patrimonio de 1.000 millones de dólares (unos 885 millones de euros), lo que le situaba en la posición 2.674 de la clasificación mundial.

Sin embargo, en 2022 su fortuna decrece situándose en 550 millones de euros, en el quincuagésimo quinto puesto de los ricos. Y en la última clasificación, la realizada en noviembre de 2023 aparece en el puesto 74 con un patrimonio de 470 millones de euros. Su fortuna parece decreciente. No obstante, suficiente para avalar la candidatura de Joan Laporta para su segunda etapa en la presidencia del FC Barcelona. De su aparición en la lista Forbes, confesó que lo que más ilusión le hizo fue aparecer por encima de Julio Iglesias.

Se aprovechó de la liberalización eléctrica

De su vida privada sabemos, poca cosa: que va al gimnasio a diario, le gusta salir a la montaña con su familia, a esquiar, que le gusta pilotar su helicóptero, que tuvo un Ferrari que aseguró que lo utilizaba para ir cada día a Mercadona. Ahora ya no tiene el Ferrari y utiliza un todoterreno .

Sabemos mucho más de su actividad profesional. Elías se presenta así en YouTube: «Me llamo José Elías, en 2009 me arruiné hasta el punto de solo tener 3.000 euros en mi cuenta. Con ese dinero empecé una empresa de energía que ahora factura 2.800.000.000 euros al año”. 

En poco más de una década, Elías ha construido un grupo multiempresarial tras la liberalización eléctrica de 2009. Primero lanzó Orus Energía, una comercializadora de gas y electricidad, y a través de Orus compró Audax Energía. Avanzó el gran salto con la OPA de Audax sobre Fersa Energía Renovables, que cotizaba en Bolsa lo que le permitió expandir su negocio con Aspy global Services, Atrys Health, Ezentis y otras. 

Es el máximo accionista del Audax Renovables donde ocupa el cargo de presidente del consejo de administración y también lo es de las sociedades cotizadas Atrys Health y Ezentis, cuya participación posee a través de su holding financiero Excelsior Times S.L., donde figura como administrador único. Ha comprado, como hemos dicho, el supermercado de congelados La Sirena. Se explica así: «Me gasto entre 250.000 y 300.000 euros en montar el supermercado desde cero. ¿Cuánto crees que gano de media en cada Sirena? 30.000 euros al año por cada supermercado. Luego queda muy obsceno cuando multiplicas por 300 supermercados, pero es que tengo 300 problemas».

Forma parte de un grupo de jóvenes brillantes que están forrados, en la lista de los más ricos de España, pero no son los magnates del Ibex. Son los propietarios de sus empresas con una visión muy diferente, herética, a los que presiden las grandes empresas del Ibex, que son simplemente empleados con sueldos siderales y cargo vitalicio, entre otros privilegios que recuerdan a los monarcas absolutos, que en algunos casos tienen el poder de elegir a sus sucesores. 

¿Huida hacia adelante? 

La prensa le ha mimado contribuyendo a alimentar el mito del personaje. Eulogio López director del digital “Hispanidad” es de los pocos que ha roto, con cariño, el esquema predominante, haciendo notar sus dificultades actuales.

Sostiene este medio que Ezentis es el gran bache de su historia empresarial, así como Atrys Health. Elías entró en el accionariado de Ezentis en enero de 2021 haciéndose con el 16,67% y se convirtió en su primer accionista; meses después, suscribió bonos convertibles y llegó al 28,571%, posición que ha mantenido hasta la reestructuración, pese a que la acción llegó a acumular una depreciación bursátil del 86%

“Veremos – se cuestiona Ana Sánchez Arjona en Hispanidad – si Elías logra que Ezentis deje de ser un bache en su historial empresarial… o no, y si Atrys Health sale de pérdidas en un futuro, como ya hizo Audax Renovables en 2022. Y otras de sus inversiones parece que van bien como La Sirena”. 

Atrys quiere reducir deuda vendiendo lo que le quedaba en Conversia, por 35 millones, y emitiendo un bono convertible contingente, es decir, un CoCo, por 25 millones. Conversia es una empresa que presta servicios de cumplimiento normativo, asesoramiento global a profesionales, y que Atrys considerada un negocio no estratégico para la compañía. Así que Atrys quiere reducir deuda…emitiendo deuda.

“La cagué en Ezentis”

Elías reconoció a María Fernández: “La cagué en Ezentis estrepitosamente [tras su toma del 28% de los títulos la empresa se desplomó en Bolsa y está en plena reestructuración]… (…)  “Negociar la operación fue muy duro, como el chiste de susto o muerte. Soy el primer accionista, pero no tengo el control. Teníamos un compromiso con la gente, con los puestos de trabajo. Pusimos seis millones de euros, mi intención última fue salvar los puestos de trabajo”.

Y concluyó: Mi forma de gestionar los problemas es más madura que cuando tenía 30 años, creo que me he vuelto bastante práctico y mucho más ejecutivo”.

Close