Escrito por 8:17 pm Tribuna Internacional

La decisión definitiva en las elecciones del 6-9 de junio

Francisco Aldecoa Luzarraga, presidente del Consejo Federal Español del Movimiento Europeo, catedrático de Relaciones Internacionales en la Universidad Complutense de Madrid

Como consecuencia de que se realizan elecciones, de esta primera legislatura del Parlamento surge el Proyecto de Spinelli de 1984, donde se plantea la necesidad de unas reformas cualitativas, y será donde surge la noción de Unión Europea. 

Como es sabido, el proyecto de 1984 no entra en vigor, porque los Estados miembros creían que iba demasiado lejos. Sin embargo, a partir de 1989, con los cambios en Europa y en el mundo, los Estados miembros de la entonces Comunidad, se dan cuenta de que tienen que hacer una reforma en profundidad para hacer frente a esta nueva situación. (…) Para ello convocan la Conferencia Intergubernamental, que dará lugar al Tratado de Maastricht de la Unión Europea, firmado en 1992. 

Dicho Tratado va a recoger muchas propuestas que aparecían en 1984, como la Unión Económica y Monetaria, la noción de ciudadanía, la cohesión, la PESC y otras nuevas políticas comunes. Con el Tratado de Maastricht nace la Unión Europea, que va a significar pasar de una Comunidad de naturaleza económica, a una Unión de naturaleza política, aunque incompleta, que se ha venido desarrollando durante las siguientes legislaturas de forma gradual, donde nace el euro, que es la primera estructura federal del proyecto europeo. 

Al mismo tiempo, se van a concretar nuevas ampliaciones, especialmente las del norte (Suecia, Finlandia y Austria) en 1995 y después la ampliación primero a diez (del centro y este de Europa y a las dos islas del Mediterráneo) en 2004, luego a otros dos en 2007 (Bulgaria y Rumanía) y finalmente al último, Croacia, en 2013. 

En aquel caso, se produjo primero la profundización y vino luego la ampliación. Ahora, el gran tema que habrá que abordar como consecuencia de los resultados electorales de 2024 será diseñar la profundización federal, a través de la reforma de los Tratados, mediante la Tercera Convención, o a través de otro procedimiento, como el que se está planteando actualmente de que sea a través de una propuesta del Parlamento Europeo conjuntamente con el Consejo y que lo ratifiquen posteriormente los Estados miembros. 

En estos días, el Movimiento Europeo italiano ha propuesto una carta, en coordinación con el Movimiento francés que hemos firmado la mayor parte de los otros movimientos, en las que se solicitaba saltarse la presidencia de Hungría del Consejo de la UE, ya que no cumple con los derechos fundamentales. 

Es muy difícil que lo que se solicita salga adelante, pero es fundamental que la sociedad civil se manifieste con claridad contra este Estado, que no está respetando los valores fundamentales del Artículo 2 del Tratado de la Unión Europea. 

La carta dice: “El Consejo Europeo no puede permitir que un Estado miembro que desafía el buen funcionamiento de la Unión Europea a diario y recurre al derecho de veto para bloquear decisiones unánimes socave la credibilidad restante de las instituciones europeas presidiendo reuniones del Consejo de la Unión y gestionando negociaciones legislativas y presupuestarias con el Parlamento Europeo”. 

A fecha del próximo newsletter ya se conocerán los resultados electorales e incluso posiblemente a quién se propone para presidir la Comisión Europea. Desde nuestro punto de vista, entendemos que debe darse continuidad a los avances conseguidos por la actual Comisión en la novena legislatura, presidida por Ursula von der Leyen, y apoyada por las cuatro principales fuerzas políticas proeuropeas (Populares, Socialistas, Liberales y Verdes). Por ello, animamos a la participación y al apoyo de las fuerzas europeístas. 

Close