Escrito por 10:14 am Tribunas

La población palestina y la israelí ante la guerra entre Israel y Hamás

Conclusiones del Documento de Opinión 20/2024 del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE) del Ministerio de Defensa escrito por David Villar Vegas, director del Área de Estudios Hebreos y Arameos de la Universidad Complutense de Madrid

El propósito de este artículo es reflejar las opiniones que tienen la población israelí y la población palestina sobre la guerra entre Israel y Hamás y determinar cuáles son los principales cambios que se observan en ellas tras el 7 de octubre de 2023. 

Su interés radica tanto en la ausencia de publicaciones hasta la fecha que analicen el impacto este conflicto en ambas comunidades como en la importancia de conocer la posición de la opinión pública en los conflictos armados. Para satisfacer este objetivo se han analizado un gran número de encuestas realizadas antes y después del 7 de octubre por entidades palestinas, israelíes, del mundo árabe y de Occidente. Sus resultados han revelado que ni la mayoría de los israelíes ni la mayoría de los palestinos están hoy en día orientados a una solución pacífica del conflicto, algo que no constituye ningún cambio respecto a la situación anterior a la actual guerra.

Los palestinos apoyan mayoritariamente el ataque de Hamás

Gracias al análisis de las encuestas trabajadas se ha podido constatar que los palestinos, más en Cisjordania que en Gaza, apoyan mayoritariamente el ataque de Hamás a Israel del 7 de octubre de 2023, eso sí, sólo uno de cada diez afirma que tales hechos constituyeron crímenes de guerra, lo cual muestra el sesgo que tiene la población. 

Del mismo modo, a diferencia que antes de la guerra, los estudios analizados también indican que la mayoría de los palestinos también considera que Hamás es el grupo que más merece liderarles. El cada vez mayor apoyo a Hamás tiene que ver con que para los palestinos, tanto antes como después de la guerra, la mejor manera de poner fin a la ocupación y establecer un Estado independiente es la lucha armada. Por tanto, si un grupo protagoniza los ataques armados contra Israel, este recibe mayor apoyo de la población. 

El motivo por el cual los palestinos han apoyado y apoyan esta lucha es doble. Por un lado, es una respuesta a las acciones del gobierno de Israel contra su población. Prueba de ello es que el apoyo de los habitantes de Cisjordania a las armas aumentó 19 puntos porcentuales desde que Netanyahu llegó de nuevo al poder a finales de 2022. 

Por el otro está la crisis de la Autoridad Palestina, cuya existencia sirve a Israel para la mayoría de los palestinos. Por ello, el grupo político-militar que la sustenta, Fatah, ha ido perdiendo cada vez más apoyo a la vez que el de Hamás y el de otros grupos que defienden la toma de las armas se ha ido incrementando. Dicha crisis tiene su base en el estancamiento del proceso de negociación entre israelíes y palestinos y en la imposibilidad de la AP para constituir un Estado Palestino. 

Pierde apoyo la solución de los dos Estados

Respecto a la población israelí, pese a la bajada en el apoyo al primer ministro, se ha constado que el apoyo a la solución de los dos Estados sigue estando en los mismos niveles que antes de la guerra, cuando únicamente el 35% de los israelíes defendía esta opción. Además, se ha visto que esta solución ha perdido mucha fuerza en la sociedad israelí desde 2013, principalmente porque ahora es una opción muy minoritaria para los sectores religiosos y para la derecha en Israel, los cuales han ido recibiendo cada vez más apoyo en los últimos años. 

Este giro a las posiciones de derecha se ha producido, por un lado, por el fracaso del proceso de paz en los años 90 del siglo XX y en los 2000 del presente siglo, el cual hizo menos creíbles las posiciones de izquierda y más plausibles las de derechas. 

A ello también han contribuido los ataques palestinos perpetrados contra civiles israelíes que han incrementado la sensación de amenaza a la seguridad. Diversos estudios han constatado que en Israel las amenazas a la seguridad del país llevan a la gente a buscar líderes y partidos de derecha que apoyen políticas agresivas. 

En cuanto a la pérdida de apoyo de la solución de los dos Estados en estos sectores se identifican tres factores que han hecho que los ultraortodoxos se hayan desplazado a la derecha y hayan apoyado políticas agresivas contra los palestinos: la adaptación de Netanyahu a sus demandas, su reticencia a la retirada de los asentamientos al ocuparles en un 30% y el desplazamiento de su electorado a la derecha. 

Ni palestinos ni israelís aceptan una solución pacífica

Se ha hecho referencia que conocer la opinión de la población en las guerras es vital ya que estas se ganan cuando se conquista el corazón de una población. Tras el análisis de todos los estudios con los que se ha trabajado se puede concluir que el corazón de la población palestina y de la población israelí no están en la actualidad orientados a una solución pacífica del conflicto. 

Sin embargo, esto no debe llamar a la desesperanza ya que la opinión pública fluctúa mucho y los conflictos no son catástrofes naturales sino creaciones del ser humano, por lo tanto, de la misma manera que se han originado se pueden solucionar. En cuanto al cómo, este lo determinará tanto el desarrollo de la actual guerra como su final.

Close