Escrito por 1:54 pm Política

Ni Koldos, ni amnistías… el PSOE aguanta

El próximo 30 de mayo será aprobada definitivamente la ley que amnistía a los dirigentes catalanes implicados en el procés y que iba a ser la tumba del PSOE. Por su parte, las comisiones de investigación parlamentaria sobre el ‘caso Koldo’ avanzan en Congreso y Senado sin grandes revelaciones ni daños reseñables para el Gobierno. A punto de arrancar la campaña para las elecciones europeas el PSOE aguanta en las encuestas publicadas en los últimos días mientras en el PP abjuran de Milei y el regalo que ha hecho a Sánchez con sus insultos.

Inmaculada Sánchez

Este viernes comienza oficialmente la campaña para las elecciones europeas del próximo 9 de junio y el PSOE de Pedro Sánchez, pese a la debilidad del suelo que pisa desde el comienzo de la legislatura, no podía iniciarla con mejor pie. La clara victoria de Salvador Illa en los comicios catalanes ha confirmado la arriesgada hoja de ruta de Moncloa, y la polémica ley de Amnistía, pese a su difícil digestión dentro del PSOE, se encamina a su aprobación definitiva en el Congreso tras los dos meses de ‘retención preventiva’ del PP en el Senado. 

En los despachos de Génova 13, conscientes de su paulatina asimilación por la ciudadanía, el controvertido perdón apenas ha sido programado como munición en la reciente campaña catalana y su estrategia lleva semanas confiada al aroma de corrupción que el ‘caso Koldo’ inocule en Moncloa y el propio presidente. Sin embargo, las comisiones de investigación abiertas en el Congreso y, sobre todo, en el Senado, donde el PP controla calendario y listado de comparecientes, no están proporcionando las ‘alegrías’ que esperaba el equipo de Núñez Feijóo.

Por sus interrogatorios ya han desfilado la mayoría de los pesos pesados convocados, como Salvador Illa, Francina Armengol, José Luis Ábalos o el mismísimo Koldo García. Ninguno ha resbalado en sus medidas declaraciones, ni ha incurrido en contradicciones o ha señalado al Gobierno como cómplice o causa de contratación irregular alguna. La investigación judicial continúa su curso y nadie descarta futuros sobresaltos para Moncloa pero la procesión de socialistas por las comisiones empieza a percibirse como una andanada fallida dentro del PP.

La bala de plata que Núñez Feijóo viene dosificando en torno a Begoña Gómez, la mujer del presidente, a la que aún no se ha atrevido a convocar al Parlamento, sigue viva pero con menor capacidad destructiva después de la exitosa ‘reflexión de los cinco días’ de Sánchez. Tras tan insólita operación, anunciando una posible dimisión que, finalmente no se produjo, los apoyos al presidente del Gobierno se reactivaron, al igual que los electores socialistas, ante el temor a un abrupto final de legislatura.

Los sondeos publicados esta semana apuntan en parecida dirección. El PP continúa siendo la opción ganadora para el 9-J, sumando, tal como ya ocurrió en Cataluña, la prevista desaparición de Ciudadanos del europarlamento, pero el PSOE mantiene posiciones mientras Vox escala por encima de los divididos Sumar y Podemos. Si los de Feijóo no consiguen ampliar la distancia con los socialistas en los últimos comicios que tiene a su alcance, y que ya está planteando como una especie de revancha de las generales, el 9-J volverá a ser munición perdida.

Para disgusto de Genova, además, el presidente argentino ha proporcionado esta semana a Sánchez nuevos motivos para erigirse en el parapeto mundial frente a la extrema derecha global y enfocar la campaña a las europeas en la resistencia contra el avance de los ultras. Al tiempo, Milei también ha proporcionado a Abascal un inmejorable arranque a su campaña desdibujando al PP. Aún quedan muchos días para acudir a las urnas en la acelerada política que vivimos en estos tiempos pero Núñez Feijióo debe apresurarse por encontrar hacia dónde quiere enfocar la suya.

Close