Escrito por 11:12 am Panorama europeo

Recta final de la presidencia española del Consejo de la Unión

Por Francisco Aldecoa,
presidente del Consejo Federal Español del Movimiento Europeo 

Queda mes y medio hasta finalizar la Presidencia Española del Consejo. Es habitual que los avances más importantes se produzcan al final, y no creo que este caso vaya a ser una excepción. Durante la Presidencia Española hemos estado preocupados por el hecho de que ha coincidido con las elecciones generales del 23 de julio. 

Sin embargo, aunque han podido tener alguna influencia en el principio, creo que se está consiguiendo que sea una Presidencia que está abordando temas fundamentales con éxito, como han sido la Cumbre Unión Europea–CELAC, la Cumbre informal de Granada, los avances en los reglamentos de migración, en materia de Defensa y la nueva regulación financiera, entre otros. 

Al mismo tiempo, algunos de los 27 consejos informales celebrados en capitales de provincia españolas han tenido bastante repercusión. Sin embargo, aún quedan varias cuestiones por concretar, tanto en migración, en regulación financiera, en avances sociales, como en energía, en la ley sobre la restauración de la naturaleza, en cambio climático la reforma del nuevo Marco Financiero Plurianual… 

Pero quizá lo más importante a nuestro juicio es que, después de que se apruebe los días 21 y 22 la Resolución del pleno del Parlamento sobre la convocatoria de la Convención para la Reforma de los Tratados, es que, el 12 de diciembre, la Presidencia Española ha incluido en el Consejo de Asuntos Generales el tema de la reforma. De tal forma, esperemos que se apruebe y, si es así, que el presidente del Consejo Europeo lo incluya en el Consejo Europeo del 14 y 15 de diciembre, el último de la Presidencia Española. 

Si esto sale bien, que así lo esperamos, será lo que quede como más importante y simbólico de la Presidencia Española, ya que, o bien se hará una Declaración solemne, o bien se convocará la Convención para la Reforma de los Tratados. 

Como se recordará, el Consejo Federal Español del Movimiento Europeo ha venido reivindicando a lo largo de este año la necesidad de la consecución de este objetivo, especialmente en el libro “Presidencia Española del Consejo de la Unión Europea 2023” (Madrid, Catarata, 2023), y en varios de estos artículos. Hay que señalar el Encuentro que mantuvimos en Roncesvalles el 28 de octubre con los Consejos Territoriales de Cataluña, Aragón y Navarra, y con los cuatro limítrofes franceses (Nouvelle Aquitanie, Occitanie, Toulouse y Burdeos

Para nosotros ha sido una experiencia importante, ya que es una de las primeras veces en que se establece un diálogo fructífero entre Consejos territoriales del Movimiento Europeo pertenecientes a dos Estados, pero en el que la frontera estatal no separa el proyecto europeo de estas entidades, sino que permite desarrollar muchos aspectos en común. 

Este encuentro en Roncesvalles, que es el tercero que hacemos, pone de manifiesto la vitalidad que tiene el Camino de Santiago. Ha tenido especial importancia el seminario que celebramos en la Universidad Nebrija, llamada “Una mayor autonomía estratégica de la UE como consecuencia de la agresión rusa a Ucrania”. 

Del 10 al 14 de noviembre he tenido la oportunidad de participar en Armenia en un proyecto de cooperación universitario entre la UCM y la Universidad Estatal de Ereván. Las conversaciones mantenidas con distintos profesores y la oportunidad de estar allí cuatro días me ha permitido tener una visión más completa de la situación que vive el país, que me ha producido una impresión magnífica, y sobre todo, que se está produciendo un cambio político de alejamiento progresivo de Rusia, debido a que esta no ha cumplido su acuerdo de defensa y seguridad con Armenia en el conflicto de Nagorno Karabaj. Esto es un ejemplo más del debilitamiento ruso con sus vecinos. 

Por ello, puedo decir que tanto la nueva situación de la Unión Europea, posiblemente desde la agresión de Rusia a Ucrania, que está fortaleciendo una cohesión entre los Estados miembros; como las perspectivas de ampliación a nueve nuevos miembros y la nueva situación política de Armenia, en la que tiende a separarse cada vez más de Rusia, debido al incumplimiento de sus obligaciones y a la percepción que hay en Armenia de que en el futuro tampoco va a ser posible esa relación, se convierten en una oportunidad para avanzar en el acercamiento de Armenia hacia la Unión Europea, facilitando que esta se pueda convertir en el décimo país candidato. 

Close