Escrito por 4:26 pm Política

Una legislatura de foto finish

Miriam Nogueras, portavoz de Junts. /Foto Europa Press

Inmaculada Sánchez*

11 enero 2024

La primera gran cita parlamentaria de la legislatura ha mostrado un Congreso que va a necesitar de una foto finish para saber quién gana y quien pierde en cada votación. Este pasado miércoles, cuando decidía sobre asuntos tan cruciales como la prolongación de numerosas medidas del escudo social anticrisis o el subsidio de desempleo, el embrollo solo se resolvió en el último segundo: se salvó el Gobierno, perdió Yolanda Díaz y, sobre todo, ganaron Puigdemont y sus siete diputados. 

Hiperdividido, al borde del empate técnico y excesivamente complejo. Así se retrató, en el pleno con el que arrancaba la legislatura, el Congreso ante el que va a sufrir cada paso que dé el Gobierno de Pedro Sánchez. Ya era conocido el apretado resultado de las elecciones del pasado julio, pero en Moncloa parecían no haberse enterado.

La acumulación de decisiones del denominado decreto ómnibus, la urgente necesidad de prórroga de las medidas anticrisis o la incorporación a la suma de votaciones de asuntos tan relevantes como la reforma del subsidio de desempleo crearon una tormenta perfecta que el Ejecutivo no parecía preparado para manejar. 

Finalmente se salvaron, a duras penas, los dos principales decretos, impidiendo el bochorno gubernamental de tener que subir el IVA a electricidad, gas y alimentos básicos  o el transporte público, por no hablar del lío con las pensiones. Ha tenido precio: el que ha arrancado Junts en una agónica negociación con nuevas competencias y dinero para Cataluña y, sobre todo, con la coronación en público de los independentistas de Puigdemont como los auténticos dueños de la situación.

Ya no serán el fiero Rufián o el mordaz Esteban quienes tengan en vilo a los socialistas y pendientes a la prensa cuando suban a la tribuna de oradores sino la nueva estrella del hemiciclo: Miriam Nogueras, la portavoz de Junts y eficaz negociadora con teléfono rojo a Waterloo.

Junto a la catalana, que logró el pacto y el foco que buscaba, los diputados de Podemos también marcaron su terreno haciendo caer el decreto de Yolanda Díaz. Aunque globalmente beneficioso para los perceptores del subsidio del paro, incluye una reducción de la cotización por jubilación a la que los morados se han agarrado para asestar su primer golpe a su mayor enemiga en el Gabinete y en la mesa para reivindicar su espacio. No pocos frentes para una Moncloa que tendrá que espabilar.

Tras esta agria sesión el Ejecutivo debe apuntar bien las lecciones para no divisar el precipicio a cada paso. Los decretos han de negociarse antes del día de la votación sin confiar en que la presión del tiempo haga el trabajo ni que la ‘llamada a la responsabilidad’ jugará a favor del Gobierno. Incluso los diputados del PSOE y de Sumar deben estar mucho más alertas y evitar posibles errores, como el que también esta semana provocó un empate y obligó a repetir votación en uno de los decretos después de pactada su aprobación. Un voto, igual que una décima de segundo para un atleta, dará en esta legislatura la victoria o el fracaso. Así de justitos vamos.

“¿Pero, esto qué es?”, se preguntaba un nuevamente frustrado Núñez Feijóo al ver que el Gobierno salvaba, in extremis, la votación. El líder del PP cambió la rueda de prensa convocada por una declaración sin preguntas tras la abstención de Junts. Pues es, entérese, ni más ni menos, que el Parlamento que eligieron libremente los españoles este verano. Y es, entérese también presidente Sánchez, con el que tendrá que gobernar.

  • Periodista. Exdirectora de EL SIGLO (2011-2023), colaboradora y analista política en TVE, Telemadrid, 20Minutos y otros medios.
Close